Juego y desarrollo

A través del juego, los bebés y los niños pequeños aprenden sobre sí mismos, sobre los demás y sobre el mundo que los rodea. Entender qué son las cosas y para qué sirven es lo que más llama la atención de tu hijo y también donde más se esfuerza. El juego promueve la imaginación, estimula los sentidos y crea oportunidades para el éxito. Los beneficios del juego son tan grandes que cada día debe ser un día de juego. Como padres, ustedes son los primeros y más importantes compañeros de juego de su hijo. Por eso, deben fomentar el juego a través de la interacción y proporcionando juguetes, materiales y experiencias apropiadas para el desarrollo. El juego entre los padres y los hijos incita a los bebés a explorar su entorno, aumenta la atención garantizando que los bebés no se exciten excesivamente, promueve el desarrollo del lenguaje y proporciona a los bebés un sentimiento de control sobre su entorno, necesario para fomentar la autoconfianza y el crecimiento intelectual. Además, promueve habilidades importantes para el desarrollo futuro. El tiempo de juego también es un espacio de unión importante para ustedes y su hijo.

Juego y Desarrollo – Desde el nacimiento hasta los 12 meses

Formas de estimular a tu bebé

• Ayuda a tu bebé a tomar conciencia de sus manos jugando con los dedos o dándole un masaje

• Ayuda al bebé a rodar colocando objetos que estén más allá de su alcance cuando esté acostado en el suelo

• Prepara sus piernas para caminar jugando de pie y haciendo que flexione sus piernas

• Aliéntalo a alcanzar y agarrar juguetes que le llamen la atención

• Introduce nuevos gestos en la comunicación como abrir los brazos cuando vayas a recogerlo

• Proporciónale una colección de objetos que hagan sonidos como ollas, tambores, campanas, maracas, etc.

• No te limites a los juguetes comerciales, nada es más divertido que una bolsa, papeles de colores o una caja.

• Mide el estado de ánimo de tu bebé, si está feliz y tranquilo puede ser capaz de jugar juegos más activos, pero si está cansado o inestable, puede preferir ser arrullado mientras le cantas. El tiempo de descanso también es importante

Materiales básicos de juego

Sonajeros, juguetes negros y blancos o juguetes con diseños de alto contraste, móviles, gimnasios de juego, campanas, juguetes que incorporan diferentes texturas y sonidos (los bebés confían en sus sentidos para aprender), buscadores de pies, juguetes musicales, cuadros de colores y libros, imágenes de personas y rostros, espejos (ideales para estimular el tiempo sobre la barriguita una vez que tu bebé supere los 2,5 meses), tapetes, grabaciones musicales, juguetes de causa y efecto.

Añade después de 6 meses: bloques de madera, bolas de colores, piscinas infantiles, teléfonos de juguete, animales de juguete, caminadores, juegos de exteriores y columpios.

Consulta nuestra sección de actividades para obtener instrucciones sobre cómo hacer un móvil de alto contraste para tu bebé.

Actividades para hacer con tu bebé

• Tu hijo se beneficiará de tener una amplia variedad de juguetes y cambiarlos regularmente

• Elije juguetes que tengan usos múltiples como plastilinas o bloques de madera con los que tu hijo pueda construir cosas, usarlos como un teléfono y golpearlos contra el suelo.

• Los niños pequeños aprenden mejor a través de la imitación, deja que vean cómo te involucras en diferentes actividades.

• Incluye materiales que ayuden a promover el juego imaginativo como cajas de cartón, bloques, juguetes en miniatura, etc.

• Fomenta su independencia a través de actividades como la alimentación

• Fomenta habilidades de manipulación a través de juegos con los dedos (como canciones), juegos de construcción, dibujo y actividades sencillas de arte y manualidades.

• Los niños se están volviendo cada vez más sociales. Únete a un grupo y visiten parques, vigila su juego interviniendo cuando surjan problemas

• Canten canciones y lean libros (evita demasiado tiempo frente a pantallas). Señala las imágenes mientras lees y ayuda a tu niño a nombrar objetos.

Materiales básicos de juego

Juguetes de halar y empujar, bolas de diversos tamaños, rompecabezas simples de piezas grandes y perillas de ajuste suave (para evitar que se frustren), tableros, cajas, clasificadores de forma, juguetes para apilar, papel y lápices grandes de colores para dibujar, juguetes para jugar con arena y agua como, mini palas y rastrillos, baldes, tazas de diferentes tamaños, juguetes de la vida cotidiana como, planchas, tazas de té, cortadoras de césped, carritos de compras, muñecas, coches, reproductores de CD, instrumentos musicales simples, piscinas para niños, casa de niños, gimnasios y juguetes para ejercitarse.

Este artículo fue escrito por la Dra. Cathrine Neilsen-Hewett, PhD, Consultora y Profesora, Instituto de la Primera Infancia, Universidad de Macquarie

Te puede interesar

La crianza de las niñas

La vieja rima infantil: "con azúcar y especias todo se puede, cintas y rizos, lo que ella quiere", resume bien algunos de los estereotipos asociados con las niñas.

La verdad es que hay muchas diferencias en la educación de las niñas y los niños, vienen programados de manera diferente, tanto física como emocionalmente. Es por esto que a veces se necesitan diferentes estrategias para apoyar su desarrollo social, emocional y físico. Sin embargo, como lo dice la neurocientífica Lise Elliot en su libro “cerebro rosa, cerebro azul”, "las diferencias entre niños y niñas no son tan definidas como muchos padres creen. Sí, hay diferencias innatas, pero debemos ser conscientes de cómo se desarrollan por causa de nuestra crianza".

Durante los primeros años de la crianza de niñas y niños hay muy pocas diferencias obvias entre ellos, además del hecho de que pueden llevar ropa diferente. Debido a esto, es útil para los padres animar a sus niñas a participar en actividades que pueden ser vistas como del sexo opuesto ya que es una excelente forma para hacerlas sentir valoradas e iguales en actividades que han sido históricamente dominadas por hombres. Como dice Elliot: "Las chicas también pueden hacer cosas en estos días".

Las niñas deben ser alentadas a participar en actividades que han sido catalogadas para los hombres como, como patear una pelota o ayudar con las tareas afuera de la casa. Los padres deben trabajar para contrarrestar los estereotipos de género, asegurando que sus hijas no se sientan limitadas sobre lo que pueden lograr. Este estímulo debería comenzar a temprana edad.

Linda, una madre de tres hijos está de acuerdo. En cada oportunidad que se le presenta, anima a sus dos hijas a salir a patear un balón con su hermano: "Para ellas no solo es importante salir a jugar, sino también participar en diferentes actividades. Quiero que mis hijas sepan que pueden lograr todo lo que se propongan.

Las niñas suelen empezar a hablar más pronto que los niños y este es un buen momento para que aprendan a articular sus sentimientos. Esto no tiene que ser complicado, solo se trata de enseñarles a reconocer sentimientos y decir cosas como: "Estoy triste" o "Soy feliz" ya que les ayudará a decir y comprender lo que sienten. De forma similar trata de no ignorar esos sentimientos, reconoce su tristeza y luego proporcionarle una fuente alternativa de distracción: "Sé que estás triste porque no puedes comer un aperitivo, pero es que vamos a cenar muy pronto, ¿qué tal si me ayudas a buscar unas cucharas? ". Normalmente, los padres están más inclinados a apoyar y reconocer los sentimientos y emociones de las niñas que las de los niños, sin embargo, es importante que los valides a ambos por igual.

También está claro que las niñas tienden a disfrutar de juegos creativos y estructurados durante períodos más largos que los niños. Además de animarlas en las actividades habituales como dibujar y colorear, es útil motivarlas a desarrollar sus habilidades motrices (gruesas y finas) con actividades que involucren lanzar y recoger una pelota o hacer mosaicos pegando sobre alguna superficie algunos objetos pequeños.

Para Linda, una caja de vestir y una mesa de artesanía pequeña en la esquina de la sala significa que sus hijas pasarán muchas horas felizmente ocupadas. También anima a tu hijo a unirse a todo y trabajar juntos seleccionando y pegando cosas para crear pequeñas obras de arte para pegar en la nevera. "No quiero que mis hijos piensen que no pueden hacer lo que les gusta, como disfrazarse. Tessa se viste a menudo como bombero y Toby se viste como bailarina de ballet y creo que es genial. Además, es importante incentivar su individualidad y su personalidad"

La antropóloga Meredith F Small afirma: "Nuestros esfuerzos como padres deben dirigirse a los talentos y deseos individuales de nuestros hijos, esforzándonos por dejarlos convertirse en quienes quieren ser y no debemos sobrevalorar la importancia de los modelos en su desarrollo". Como padres, necesitamos reconocer las diferencias innatas entre criar a los niños y las niñas y trabajar para no quedarnos con los típicos roles de género. En su lugar, debemos alentarlos a alcanzar lo que deseen y este apoyo debe comenzar en los primeros años para permitir que las niñas vean más allá de los estereotipos de género.

Este artículo fue escrito por Sarah Pietzak, escritora, blogger y madré de 3 pequeños y ruidosos niños.

 

Te puede interesar