La respiración del recién nacido

Si prestas atención a la respiración de tu bebé podrás descubrir qué le pasa en ese momento y qué espera que hagas. En caso de tener un ritmo alterado, seguramente haya un motivo pero también hay formas de normalizarlo.

Si prestas atención a la respiración del recién nacido  podrás descubrir qué le pasa en ese momento y qué espera que hagas. En caso de tener un ritmo alterado, seguramente haya un motivo pero también hay formas de normalizar la situación.

Una de las grandes necesidades de tu bebé recién nacido es el oxígeno, pero habrás notado que cuando llora o cuando le cuesta dormir, suele alterar su ritmo de respiración. Respirar es una tarea muy nueva para el bebé y no tan fácil como parece. Lo bueno de esto es que tú puedes ayudarlo.

Las alteraciones en la respiración del bebé expresan para una mamá que quiera oír aquello que está sintiendo y también lo que necesita de ti en ese momento. Si está acongojado, notarás que deja entrar el aire a intervalos muy cortos. En cambio, si está enojado, alterna ritmos de respiración con gritos y llantos en el medio.

La respiración del recién nacido: ¿Cómo calmar a tu bebé?

Una estupenda manera de calmarlo cualquiera sea la causa es ayudarlo a recuperar su respiración normal. Para eso es recomendable que te apartes a un lugar tranquilo con tu bebé en brazos y una vez que nada te distraiga, comiences a sincronizar tu respiración con la de él.

Lo primero que puedes hacer es abrazarlo y unir tu pecho con el de él. Prestar atención a su respiración y entrar en su ritmo, siempre en silencio sin copiar ni los gritos ni el llanto. Muy de a poco y sin pretender forzar, empezarás a respirar un poco más lento y continuarás así hasta que notes que el bebé ha comprendido la consigna y te sigue. Lo mejor es mantenerte así hasta que escuches y sientas ese suspiro que te anuncia que la calma ha llegado.

Un remedio alternativo cuando todo esto no da resultado: salir de casa y darle un paseo. Aún no se ha encontrado explicación al hecho de que el vaivén del auto o el cochecito y el cambio de ambiente resulte mágico.

Te puede interesar

Hemorragia posparto

Después de dar a luz se sucede un periodo de sangrado similar al que estás acostumbrada a experimentar cuando estás con el ciclo menstrual.

Luego de que tu bebé nace y abandona el útero, éste mantiene su tamaño mayor. Mediante contracciones expulsará la placenta y luego continuará contrayéndose para lograr alcanzar su tamaño normal. Sin embargo, cuando estas contracciones no se producen se podría dar una hemorragia posparto.

El obstetra cuenta con fármacos para estimular la contracción de tu útero, los cuales tienen el mismo efecto que producen las hormonas que se liberan mientras amamantas a tu bebé por primera vez.

¿Cómo evitar la hemorragia posparto?

Otra forma de estimular la contracción de tu útero luego del parto es realizar conjuntamente masajes en esta zona.

En pocos casos se produce una hemorragia masiva y es preciso tomar medidas de urgencia. Lamentablemente, la hemorragia posparto es una de las principales causas de muerte materna. Sin embargo, hay al menos dos medidas que se pueden tomar para salvar la vida de la madre.

La más conocida es la cirugía de emergencia en la que se extrae el útero de la mujer, pero también está cada vez más disponible una técnica nueva llamada embolización. A través de imágenes radiológicas se ubica y procede a ocluir (secar) los vasos sanguíneos causantes de la hemorragia, preservando así tanto la vida de la mujer como su útero.

 

Te puede interesar