Seguridad en el hogar

Ideas útiles para mantener tu hogar seguro

La mayoría de los accidentes ocurren en casa y más de la mitad involucran a niños menores de 5 años. Aquí hay sólo algunas sugerencias para mejorar la seguridad en el hogar.

En las escaleras

• Coloca puertas o barreras en la parte superior e inferior de las escaleras.

• Abre las puertas siempre y nunca las sobrepases, de lo contrario tu bebé sabrá qué hacer.

• La distancia entre los postes de la barrera no debe ser superior a 10cm.

• Asegúrate de no dejar ropa o juguetes en la escalera y así evitar que alguien se tropiece.

• Enséñale a tu bebé a bajar las escaleras hacia atrás y sobre su estómago. También aliéntalo a subir gateando hasta los 3 años de edad para evitar que se pueda caer.

Medicamentos, Venenos y Químicos

• El envenenamiento no siempre ocurre por productos químicos convencionales como el blanqueador y el líquido de lavado, sino por artículos más comunes. El removedor de esmalte, el desodorante, el maquillaje, las vitaminas, los aceites esenciales, los jabones de burbujas y el alcohol son potencialmente dañinos para tu hijo.

• No creas que las medicinas son buenas, así que mantén siempre su envase claramente etiquetado y desecha cualquier medicamento no utilizado en tu farmacia local.

• Asegúrate de que todas las sustancias potencialmente nocivas se mantengan en un armario seguro fuera del alcance de un niño y comprueba cuál es su capacidad para llegar a éste cuando esté parado en una silla. No olvides que las cerraduras a prueba de niños para cajones y armarios están disponibles en la mayoría de las tiendas.

• Asegúrate de retirar bien el blanqueador y otros residuos químicos de cualquier superficie después de limpiarlas y guarda muy bien los utensilios de aseo ya que los cepillos y los trapos parecen grandes juguetes para la mayoría de los bebés.

• No dejes alimentos para mascotas regados, recógelos tan pronto como tu mascota haya terminado de comer.

En la cocina

• Trata de animar a tus hijos a jugar lejos de la cocina.

• Asegúrate de que todos los cuchillos, tijeras y otros objetos afilados o pesados estén en un armario o un cajón de prueba de niños.

• Asegúrate de que cuando estés cocinando en la cocina, los cuchillos y tablas de cortar estén alejados del borde para evitar puedan caerse.

• Los electrodomésticos no deben dejarse cerca del borde del mesón. Ordena los cables, fíjalos a la parte posterior y apaga el interruptor de alimentación (Breaker)cuando no estén en uso.

• Nunca pases por encima de un niño cargando líquidos calientes o herramientas afiladas.

• Por razones obvias, no guardes porcelanas finas u otros objetos costosos en un armario que esté a baja altura.

• Enseña a tu niño desde temprana edad, las palabras "Caliente", "Peligro" y "Detener" y utiliza estas palabras sólo cuando sea necesario y así mantener su importancia.

• Asegúrate de que las manijas de las ollas no queden cerca al borde de la estufa y considera la posibilidad de usar un protector para el horno ya que la puerta se puede calentar y quemar dedos desprevenidos. También establece reglas estrictas sobre NUNCA tocar el horno, sin importar si está encendido o apagado ya que los bebés y los niños pequeños no podrán distinguir eso.

• Mantén la caneca de basura fuera del alcance de niños ya que pueden tomar el reciclaje demasiado literal.

• Considera la posibilidad de tener un armario o un cajón para que tu bebé juegue. Quizás el cajón de los recipientes plásticos o donde guardes los baberos ya que probablemente no tendrás tiempo de doblarlos.

Seguridad contra incendios

• Asegúrate de que tu hogar esté equipado con al menos un detector de humo por piso y revisa su estado regularmente.

• Ten un plan de evacuación con el que todos los miembros del hogar estén familiarizados.

• Activa la alarma de humo para que tus hijos estén familiarizados con el sonido y sepan que es la señal para salir rápidamente.

• Enséñales a mantenerse agachados y salir si oyen la alarma.

• Nunca fumes cerca de los niños.

• Enséñale a tus hijos a colocar sus manos sobre la cara cuando digas DETENTE, A tirarse al suelo cuando digas AL SUELO y a dar vueltas sobre el suelo cuando digas RUEDA para apagar las llamas si su ropa se incendia.

• Es una buena idea mantener una manta cortafuegos en la cocina en caso de emergencia.

• Si deseas comprar un extintor de incendios, consulta con los bomberos locales cuál es el tipo más apropiado.

• Adicionalmente ponte en contacto con el departamento de bomberos del estado.

Seguridad ELECTRICA

• Asegúrate de tener un interruptor de emergencia instalado por un electricista con licencia. Él te aconsejará cuál es el más conveniente para tu hogar.

• Cubre los tomacorrientes con una cubierta de plástico o pon muebles pesados delante de estos.

• Idealmente, utiliza sólo uno o dos aparatos por cada tomacorriente, la sobrecarga puede provocar un incendio.

• Reemplaza cualquier extensión (cable) que tenga algún signo de desgaste.

• Mantén los cables eléctricos ordenados y fuera del alcance de los niños.

• Nunca dejes un cable de algún electrodoméstico colgando de la mesa de trabajo. Por ejemplo, la plancha o el procesador de alimentos.

• Mantén los interruptores en la posición "apagado" cuando no estén en uso.

Te puede interesar

Técnicas de lectura para niños

  • Comienza a leerle a tu hijo desde el momento en que nace. Nunca es demasiado pronto para animar a tu hijo a desarrollar el amor por la lectura.
  • Léele a tu hijo todos los días. Haz que la lectura se vuelva una parte esperada y agradable de su rutina diaria.
  • ¡Haz la lectura divertida! Si te gusta leer, él también lo disfrutará y aprenderá a asociar la lectura con algo divertido.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda identificarse como aquellos que se relacionan con sus experiencias de vida.
  • Crea una conexión personal entre tu hijo y un libro.
  • Haz libros con tu hijo, acerca de él, de su familia, de su escuela, de su vida, entre otros. Esta es una gran manera de fomentar el amor por los libros.
  • Asegúrate de que tu hijo te vea leyendo, ya sean sus libros, el periódico o la caja del cereal, si ven que te gusta leer, también querrán hacerlo.
  • No escojas libros demasiado largos o complicados para su edad y experiencia. Si están cansados y confundidos por la dinámica, no querrán continuar.
  • ·• Lleva a tu hijo a una de las actividades de cuenteros en tu biblioteca más cercana. Estas actividades son a menudo seguidas por actividades artísticas y tu hijo asociará la lectura con diversión.
  • Elogia todo intento de lectura de tu hijo, incluso cuando son pequeños y sólo están "leyendo" de memoria o están cometiendo muchos errores. Cualquier esfuerzo que ellos hagan debe ser elogiado y recompensado.
  • Cómprales libros como regalos o recompensas sorpresa por su buen comportamiento.

Consejos para los padres

  • Lee a tu hijo todos los días.
  • Haz que la lectura en voz alta sea parte de la rutina de tu hijo. A los niños les gustan las rutinas diarias, estas les ayudan a sentirse seguros. Leerle a tu hijo es una muy buena forma de terminar el día y una buna forma de prepararlos para ir dormir.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda estar identificado y pueda interactuar, libros de repetición, rimas, historias predecibles o libros con patrones de palabras. Estudios han demostrado que leerles a los niños este tipo de libros mejorará notoriamente la manera en que aprenden.
  • Elije libros apropiados para su edad y con temas que llamen la atención de tu hijo.
  • Utiliza los libros duros y gruesos para los bebés. No se dañarán incluso sí pasan más tiempo en la boca de tu bebé que en sus manos.
  • No trates de enseñarle a tu hijo cuando estés leyendo con él. Haz que la lectura sea divertida y deja que tu hijo te interrumpa, haga preguntas y te cuente la historia si la conoce.
  • Se expresivo cuando leas. Si te emocionas con la lectura, tu hijo también se emocionará.
  • Incluso si tu hijo ya pueda leer solo, sigue leyéndole.
  • Pon sus libros en una estantería baja o en contenedores plásticos que puedan alcanzar y acceder fácilmente.
  • Haz libros con tu hijo. Esto ayuda a fomentar la lectura y es divertido para la familia también. Utiliza fotografías de tu hijo, de tus familiares, mascotas, juguetes u otras cosas que tu hijo reconozca en cada página. También puedes pegar un pedazo de papel, tela u otros elementos con textura que tu niño pueda sentir. Escribe una palabra o dos en letras grandes y claras debajo de las imágenes y júntalo todo con grapas o cintas.

Técnicas para incentivar la lectura

Es más probable que un niño que disfruta de la lectura preste atención, la cual es esencial para el aprendizaje. Estas son algunas técnicas que los padres pueden adoptar para incentivar a que sus hijos disfruten de la lectura.

  • Deja que tu hijo pase las páginas a su propio ritmo. Está bien si él quiere saltarse parte la historia.
  • Las palabras no son tan interesantes para los niños pequeños quienes no siempre las entienden. Puedes hacer la experiencia de lectura más interesante haciendo referencia a las imágenes y estableciendo conexiones con la vida cotidiana de tu hijo. No temas en desviarte un poco de la historia ya que a los niños les encanta cuando se hacen conexiones.
  • La interacción con las historias y la adaptación de las mismas son unas de las cosas más efectivas que un padre puede hacer para incentivar a su hijo a leer y ayuda a que los libros sean más divertidos.
  • En vez de corregir la pronunciación de tu hijo, ayúdale a mejorar su entendimiento. Su lectura mejorará conforme él se familiarice con las palabras y los sonidos.