Los primeros zapatos

Es muy emocionante el momento en que decides comprar los primeros zapatos para tu bebé. pero ¿cuándo es el momento adecuado para que empiecen a usarlos y cuál es el

Es muy emocionante el momento en que decides comprar los primeros zapatos para tu bebé. pero ¿cuándo es el momento adecuado para que empiecen a usarlos y cuál es el tipo adecuado? Y a medida que crecen ¿cuáles son los problemas potenciales que pueden haber?

A continuación, respondemos a tus preguntas más frecuentes.

¿A qué edad deberían empezar a usar zapatos?

En realidad, no es una cuestión relacionada con la edad. Tu bebé no necesitará zapatos hasta que empiece a caminar, antes de eso, solo debe llevar zapatos suaves o calcetines ya que cualquier otra cosa puede restringir el desarrollo de sus pies.

Recuerda que sus pequeños pies tienen mucho por hacer y que cualquier daño en la etapa temprana durará toda la vida. El crecimiento de los pies no se detiene hasta alrededor de los dieciocho años de edad. Por lo tanto, elije con cuidado y evita los zapatos que comprimen sus pies.

¿Qué tipo de zapatos debo elegir?

Según Mininder S. Kocher, MD, Director Asociado de la División de Medicina Deportiva de la Unidad de Investigación de Eficacia Clínica: "Caminar descalzo es mejor para los bebés y niños pequeños. Cuando no pueden estar mucho tiempo descalzos o no es el deseo de los padres, el calzado debe ser ligero, delgado y flexible. Un zapato espacioso que permita el movimiento y la comodidad de los dedos de los pies es esencial para permitir el desarrollo normal del antepié y para evitar deformidades asociadas al hacinamiento. La transpirabilidad es importante, tanto en términos de comodidad como para desarrollo del pie.

Asegúrate de que tu pequeño sea asesorado por un experto en calzado infantil para garantizar que el zapato tenga el tamaño más adecuado y se acople de forma correcta a su pie. Un zapato suelto no es mejor para un niño pequeño, solo hará que caminar sea más difícil y caerá más frecuentemente, por eso es que el consejo profesional es tan importante.

También es una buena idea comprar sus zapatos cuando haya descuentos, ya que deberás cambiar los zapatos frecuentemente. Lo mejor que puedes hacer es ir a comprar zapatos cuando tu pequeño esté descansado y tranquilo para asegurar que la experiencia sea lo menos estresante para ellos y para ti.

Tu pequeño va a dar en promedio 176 pasos por minuto, así que asegúrate que los zapatos le permitan hacerlo cómodamente. Las zapatillas deportivas son una buena opción para esta etapa.

¿Qué potenciales problemas debo tener en cuenta?

Si tienes alguna preocupación acerca de los pies de tu bebé, no dudes en consultar con tu médico de cabecera o solicitar una cita con un podólogo. La intervención temprana para identificar y manejar los problemas de los pies es crucial para minimizar los problemas más adelante. Si tu hijo tiene problemas inusuales, problemas evidentes en las uñas de los pies o dolor evidente al caminar, es indispensable que busques consejo médico.

Problemas comunes de los pies:

  • Pies curvos: es cuando los pies apuntan hacia adentro en lugar de apuntar hacia delante cuando se camina, esto puede hacer que tu hijo se tropiece fácilmente. La cuestión contraria es cuando la punta del pie apunta hacia afuera. Estos problemas (ambos casos) tienden a resolverse por sí solos cuando han llegado a la edad adulta. Sin embargo, si el problema persiste, se pueden usar zapatos especiales o soportes para alinear los pies.
  • Pies planos: Todos los bebés parecen tener los pies planos cuando empiezan a caminar, pero en realidad sólo entre el 3 % y el 13 % de los niños tienen pies planos. Esto significa que el arco en el pie está presente, pero desaparece cuando éste se apoya. De acuerdo con la Dra. Angela Evans, del grupo de investigación de podología de la Universidad de Australia del Sur en un artículo reciente de la revista American Podiatric Medical Association dice: "los pies planos asintomáticos que se evalúan como puramente evolutivos no deben tratarse". Esto significa que debes esperar hasta que tu hijo tenga entre dos y tres años de edad para determinar si se requiere de algún tratamiento. Junto con tu médico de cabecera y Podiatra decidirán el manejo de esta condición.
  • Marcha en puntas: esta es una condición común en la que tu hijo camina sobre las puntas de sus pies y por lo general, lo superan después de unos meses. De lo contrario puede ser útil tener una evaluación cuando llegue a los dos años ya que puede indicar la presencia de otros trastornos del desarrollo que necesiten tratamiento.
  • Metatarsus adductus: es donde el antepié está retorcido hacia adentro con respecto al retropié (o talón). Se identifica generalmente al nacer y no suele requerir tratamiento. Generalmente se soluciona con ejercicios de estiramiento. El 15% de los casos no se soluciona con esto por lo que se contemplan otras opciones como zapatos correctivos, férulas y soportes.
  • Cuidar de sus pequeños pies desde el principio asegurará la salud de éstos en el futuro. Hacer esto también hará que puedan caminar y correr libres y felices en caso de que tenga algún problema que pueda detectarse a temprana edad.

Por Sarah Pietrzak

Te puede interesar

Unicef

Kimberly-Clark y UNICEF se asocian para ayudar a 2 millones
de bebés y niños pequeños en América Latina y el Caribe
 

Kimberly-Clark apoyará los Programas de UNICEF con una donación de $ 7.2 millones a través de Huggies® "Un Abrazo Para Cada Bebé"

6 de agosto de 2019 - Kimberly-Clark y UNICEF se han unido para mejorar la vida de casi 2 millones de bebés y niños pequeños en 16 países de América Latina y el Caribe. Durante los próximos tres años, la contribución de Kimberly-Clark por medio del programa global 'Un Abrazo Para Cada Bebé’ de Huggies® se utilizará para apoyar e incrementar las actuales iniciativas de Desarrollo de la Primera Infancia (ECD) de UNICEF en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Paraguay y Uruguay.

En América Latina, donde un niño muere cada tres minutos de enfermedades prevenibles y el 50% muere en los primeros 28 días de vida, el acceso a servicios esenciales como salud, educación, programas de protección y entornos más amigables para el bebé es una necesidad critica que salva vidas.

"En Kimberly-Clark, estamos profundamente comprometidos a mantener a los bebés sanos, amados y seguros durante esos primeros momentos críticos en sus vidas", dijo Sergio Cruz, Presidente de Kimberly-Clark Latinoamérica. "al asociarnos con UNICEF para traer Un abrazo para cada bebé a América Latina, podemos fortalecer sus programas de Desarrollo de la Primera Infancia, que son vitales para salvar y mejorar la vida de los bebés".

A través de la asociación, los programas de Desarrollo de la Primera Infancia (ECD) de UNICEF podrán seguir creciendo para mejorar la vida de los niños y garantizar que los padres reciban apoyo y se comprometan en el cuidado y la paternidad positiva de sus hijos, que incluyen:

Asegurar que los bebés reciban servicios de calidad, incluida la atención neonatal.

Crear entornos amigables para los bebés en los hospitales y clínicas del área.

Capacitar a los trabajadores de primera línea para brindar servicios esenciales a los niños pequeños y sus familias para abordar las necesidades de los niños y garantizar que los padres reciban apoyo.

Asegurar que las familias tengan el apoyo necesario para cuidar a sus hijos y proporcionar un entorno enriquecido y seguro para el desarrollo infantil. 

"El desarrollo de los niños, especialmente durante sus primeros años, está influenciado por el apoyo de la familia y el entorno, junto con la accesibilidad y la calidad de los sistemas integrados de desarrollo de la primera infancia", dice Maria Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF. "Sin embargo, millones de niños en nuestra región se ven privados de la protección, la estimulación, la nutrición y la atención que necesitan para desarrollarse plenamente. Valoramos la confianza que Kimberly Clark ha depositado en UNICEF para que sigamos trabajando juntos para garantizar que cada niño no solo sobreviva, sino que también alcance su máximo potencial”.

La contribución de $ 7.2 millones es la más grande de la compañía para UNICEF hasta la fecha y representa su compromiso continuo para ayudar a los bebés a prosperar.

"UNICEF ha pasado 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y las familias de todo el mundo", dijo Juanita Pelaez Zambrano, Gerente General de Cuidado de Bebés y Niños de Kimberly-Clark. "Sabemos que más bebés y madres tendrán acceso a servicios esenciales de salud, asesoramiento y el apoyo que necesitan desde el principio gracias a la asociación con UNICEF".

Acerca de Huggies® Un Abrazo Para Cada Bebé

Un Abrazo Para Cada Bebé es uno de los mayores programas mundiales de impacto social establecido por Kimberly-Clark a través de su marca Huggies®. El programa comenzó en 2010 y tiene como objetivo ayudar a los bebés más vulnerables de la sociedad a recibir los abrazos y la atención que necesitan. Este cuidado se presenta en muchas formas, incluidas asociaciones hospitalarias que apoyan programas de abrazos voluntarios, asociaciones con ONGs que se centran en mejorar la atención de la salud materna y del recién nacido y donaciones de pañales y toallitas. En los últimos cinco años, casi 3 millones de bebés en Canadá, Estados Unidos, Israel, Australia, Vietnam, China e India se han beneficiado del programa.

Te puede interesar