Empezando clases de natación

Si ya decidieron comenzar a llevar a su bebé a una piscina regularmente hay algunos aspectos para tener en cuenta. Les dejamos varias recomendaciones.

Dentro de lo posible, pregúntenle a sus amigos o parientes que tengan hijos pequeños si tienen un club o piscina para recomendarles.

Si bien en cualquier caso debe haber personal calificado, cuando se trata de trabajar con niños algunas personas tienen más carisma que otras. Si algún conocido tuvo una muy buena experiencia y les recomienda un lugar que les queda cómodo, ¡no lo duden!

Los bebés se sienten más seguros en ambientes pequeños, de modo que si no se adapta inicialmente a la piscina, prueben en una de esas piscinas para niños que suelen tener en algunos complejos. Es importante que el bebé vaya ganando confianza de a poco.

Es una buena idea tener un juguete de agua que puedan llevar a la piscina para familiarizar a su bebé con su nuevo entorno. También es aconsejable que al principio pase ratos relativamente cortos en la piscina hasta que adquiera suficiente confianza en el agua.

Programen su visita a la piscina entre comidas y bien alejada de sus horarios de sueño. Y sobre todo, ¡recuerden sonreírle e irradiar seguridad en todo momento!

¿Tu hijo esta preparado para dejar el pañal?

El momento de dejar los pañales no depende de ti, sino de tu hijo. Pero ¿cómo darnos cuenta de que es el momento apropiado? ¡No desesperes, tu bebé te va a dar señales! 

Cuándo empezar a sacarle los pañales a tu bebé es una de las principales preguntas de los padres. Sin embargo no hay un tiempo exacto para hacerlo porque depende del ritmo de cada bebé. ¿Por qué? Los bebés antes de los 24 meses de nacidos no tienen el control ni de su vejiga, ni de su uretra, ni de su ano y sus intestinos (el llamado control de esfínteres, músculos que abren o cierran las cavidades). Tampoco están preparados psicológicamente para el cambio. 

En este período ellos comienzan a conocer su cuerpo y a dar las primeras señales de que no quieren usar más los pañales porque les molesta, porque quieren “ser grandes” y usar el baño, como lo hacen sus papás y los mayores o porque ven a otros bebés que ya no usan pañales. O simplemente porque algún día todos llegamos a este momento. Así que no se trata de cuándo lo decidas tú, sino de cuándo lo decida tu hijo.

 

5 señales de que tu hijo esta preparado para dejar el pañal: 

• Que se mantenga toda la noche seco

• Que se mantenga por largo tiempo sin mojarse en el pañal

• Que diga pipí o caca, que se toque la colita, se agache o queje

• Que muestre interés en otros hábitos del baño y en usar calzones o bombacha

• Que le empiece a molestar la orina o el excremento y quiera sacarse el pañal