Empacando para el viaje

Empacar para ir de vacaciones ya no es tan fácil como poner unas camisetas y un par de vestidos de baño minutos antes de salir por lo que puede ser de mucha ayuda a crear una lista semanas antes a la fecha de salida para asegurarse de que no se te olvide de nada. Hemos reunido algunas ideas para ayudarte a empacar.

Objetos esenciales

• Protector solar y sombreros para todos

• Cochecito

• Muchos pañales, toallitas húmedas, toallas y tapetes de cambio desechables

• juguetes, libros y la manta favorita de tu bebé

• Un chupo extra

• Leche de fórmula, alimentos y agua

Cámara fotográfica y de video

Kit básico de primeros auxilios

Algunos almacenes y farmacias tienen kits de primeros auxilios para el hogar y algunas presentaciones especiales para viajes así que puedes comprar uno de estos o hacer uno propio que contenga los siguientes elementos:.

•Curitas

• Protector solar de alta protección SPF 30 +

• Loción de calamina para picaduras y quemaduras solares

• Crema o spray antiséptico

• Acetaminofén para niños

• Termómetro

•Repelente de insectos

Juguetes, libros y otras distracciones vitales

Un buen suministro de juguetes y libros hará que el viaje hacia y desde el destino de las vacaciones sea mucho más fácil. Toma varios juguetes que le gusten y algunos que sean nuevos como reserva de nuevas sorpresas. Estos no necesitan ser caros.

Cosas que deberías empacar en la maleta de juguetes:

• el Juguete favorito; ojalá sea lo suficientemente grande para que sirva de almohada

• Bloques de construcción para los más pequeños y Lego para los niños mayores; No es el fin del mundo si pierdes algunas piezas

• Marionetas. Puedes usarlas para crear historias

• Útiles para dibujar y colorear. Los marcadores lavables y los crayones son prácticos, papel normal y un libro de colorear

• Stickers reutilizables y libros de adhesivos

• Libros favoritos y algunos nuevos

• Videojuegos portables

• Tablero para dibujar

• Cartas

• Juegos de viajes magnéticos para los niños mayores

• Graba su música favorita en su iPod o reproductor de MP3 y déjalos escucharla

• Muñeca de tamaño pequeño o figura de acción

• Plastilina

• Libros de acertijos o laberintos

Una piel de bebé

La piel de tu bebé es suave por naturaleza y, para mantenerla así, te damos algunos consejos sobre cómo cuidarla. ¡A tomar nota!

Durante su primer año de vida, la piel de tu bebé es propensa a irritarse con facilidad: puede escamarse, pelarse en algunos lugares o formar pequeñas erupciones. Por lo general estas reacciones son inofensivas, tienen que ver con el acoplamiento del metabolismo y desaparecen cuando se regula el equilibrio del organismo.

Al bañarlo, asegúrate de que el agua no esté muy caliente, y utiliza jabones neutros sin perfume. Es muy importante que luego seques bien toda su piel con una toalla suave de algodón. Lava su cabello con un champú hipoalergénico, preferentemente al comienzo del baño. Evita que tu bebé esté en el agua por un período superior a los 20 minutos, porque se cansan.

Si tu bebé tiene una tendencia hacia la piel seca, consulta con tu pediatra la conveniencia de aplicarle una crema humectante. La piel seca provoca comezón, y si tu bebé se rasca puede provocarse infecciones. En estos casos además de una buena crema humectante se recomienda bañar al bebé con un jabón de avena.

La zona del pañal merece especiales cuidados, ya que el exceso de humedad y el contacto con la orina y deposiciones puede irritar la piel de tu bebé y derivar en una dermatitis del pañal. El cambiado frecuente del pañal es la forma más sencilla de evitar este riesgo.

La piel de tu bebé puede reaccionar frente a cambios de clima extremos. En días de calor, pueden salirle puntitos rojos que son inocuos y no necesitan tratamiento especial. Los días de frío, sin embargo, es recomendable proteger la cara de tu bebé con crema, re cuerda siempre consultar con tu pediatra. 

La mayoría de pediatras y dermatólogos no recomiendan exponer la piel de tu bebé a los rayos del sol antes de los 6 meses. Después de los 6 meses no te olvides de la importancia del protector solar, es una forma fácil de evitar complicaciones.

Te puede interesar