El juego imaginativo de los niños

El juego imaginativo estimula los sentidos, crea oportunidades para la exploración y, además, ayuda a desarrollar habilidades clave para su crecimiento intelectual y emocional, así como para el éxito social. Los primeros signos de juego imaginativo surgen alrededor de los 12 a los 18 meses. Quizás tu hijo trate de alimentar a su muñeco con una cuchara o recoger un bloque para usarlo como un teléfono. Las primeras formas del juego imaginativo son, en gran parte, de naturaleza solitaria. Aunque tu hijo de 2 años disfrute de la compañía de amigos, si das una mirada más cerca de su juego te darás cuenta de que cada uno está bajo el hechizo de una fantasía completamente distinta. Después de su tercer o incluso cuarto cumpleaños, el juego infantil de los niños se vuelve verdaderamente interactivo, aunque tu hijo continuará disfrutando de juegos imaginativos por si solo con sus juguetes. Por ejemplo: casas de muñecas, gasolineras, castillos, camiones pequeños, entre otros.

El periodo comprendido entre los tres y los seis años es generalmente considerado como los "años dorados" del juego imaginativo, en ningún otro momento de la vida estarán tan inmersos en un mundo de fantasía. Puedes facilitar el juego de tu hijo dándole elementos y juguetes. En las primeras etapas, los niños necesitan elementos realistas tales como planchas, figuritas en miniatura, utensilios de cocina, kits médicos y herramientas de jardinería para que puedan empezar y mantener su juego. Sin embargo, a medida que crecen y se sienten más cómodos con esta forma de juego, los elementos irreales se vuelven igual de importantes. Por ejemplo: cajas, palitos, cartones, entre otros. También es bueno incluir objetos ensamblables como bloques de colores ya que estos amplían la imaginación ofreciendo posibilidades ilimitadas.

Los niños más grandes disfrutarán de participar en juegos de rol y les encanta disfrazarse. Un día mi hija me saludó como "La Gran Becean (su palabra)" ¡Una famosa maga mundial! Al día siguiente fue una leona ¡reina de la casa!, al menos por un día. Muchos juegos de rol implican la simple imitación de adultos y esto ayuda a tu hijo a entender mejor lo que es el mundo real. Si eres invitada a participar, sigue las instrucciones de tu hijo ya que este es su mundo y ellos disfrutan la oportunidad de estar a cargo. Cuando los adultos son demasiado intrusivos en los juegos infantiles, muchos de los beneficios intrínsecos se pierden.

Desde el punto de vista del desarrollo, el juego imaginativo mejora la autoestima de los niños, la autoconciencia y el autocontrol. Éste también incentiva a los niños a pensar creativamente, mejora su memoria, el lenguaje y sus habilidades perspectivas. El juego imaginativo es la forma de juego más social y tiene el mayor impacto en el desarrollo de habilidades clave para el éxito de las relaciones de los niños con sus compañeros. Cuando juegan de manera imaginativa con sus amigos aprenden a cooperar y a comprometerse. Por ejemplo: "Yo quiero ser la princesa." "No, tienes que ser la Reina, ¡fuiste la princesa la última vez!" También aprenden a participar en actividades sociales y les ayuda a entender las relaciones sociales.

Escrito por la Dra. Cathrine Neilsen-Hewett y proporcionado a nosotros por KiDS Central y el Centro de Aprendizaje Temprano.

Unicef

Kimberly-Clark y UNICEF se asocian para ayudar a 2 millones
de bebés y niños pequeños en América Latina y el Caribe
 

Kimberly-Clark apoyará los Programas de UNICEF con una donación de $ 7.2 millones a través de Huggies® "Un Abrazo Para Cada Bebé"

6 de agosto de 2019 - Kimberly-Clark y UNICEF se han unido para mejorar la vida de casi 2 millones de bebés y niños pequeños en 16 países de América Latina y el Caribe. Durante los próximos tres años, la contribución de Kimberly-Clark por medio del programa global 'Un Abrazo Para Cada Bebé’ de Huggies® se utilizará para apoyar e incrementar las actuales iniciativas de Desarrollo de la Primera Infancia (ECD) de UNICEF en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Paraguay y Uruguay.

En América Latina, donde un niño muere cada tres minutos de enfermedades prevenibles y el 50% muere en los primeros 28 días de vida, el acceso a servicios esenciales como salud, educación, programas de protección y entornos más amigables para el bebé es una necesidad critica que salva vidas.

"En Kimberly-Clark, estamos profundamente comprometidos a mantener a los bebés sanos, amados y seguros durante esos primeros momentos críticos en sus vidas", dijo Sergio Cruz, Presidente de Kimberly-Clark Latinoamérica. "al asociarnos con UNICEF para traer Un abrazo para cada bebé a América Latina, podemos fortalecer sus programas de Desarrollo de la Primera Infancia, que son vitales para salvar y mejorar la vida de los bebés".

A través de la asociación, los programas de Desarrollo de la Primera Infancia (ECD) de UNICEF podrán seguir creciendo para mejorar la vida de los niños y garantizar que los padres reciban apoyo y se comprometan en el cuidado y la paternidad positiva de sus hijos, que incluyen:

Asegurar que los bebés reciban servicios de calidad, incluida la atención neonatal.

Crear entornos amigables para los bebés en los hospitales y clínicas del área.

Capacitar a los trabajadores de primera línea para brindar servicios esenciales a los niños pequeños y sus familias para abordar las necesidades de los niños y garantizar que los padres reciban apoyo.

Asegurar que las familias tengan el apoyo necesario para cuidar a sus hijos y proporcionar un entorno enriquecido y seguro para el desarrollo infantil. 

"El desarrollo de los niños, especialmente durante sus primeros años, está influenciado por el apoyo de la familia y el entorno, junto con la accesibilidad y la calidad de los sistemas integrados de desarrollo de la primera infancia", dice Maria Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF. "Sin embargo, millones de niños en nuestra región se ven privados de la protección, la estimulación, la nutrición y la atención que necesitan para desarrollarse plenamente. Valoramos la confianza que Kimberly Clark ha depositado en UNICEF para que sigamos trabajando juntos para garantizar que cada niño no solo sobreviva, sino que también alcance su máximo potencial”.

La contribución de $ 7.2 millones es la más grande de la compañía para UNICEF hasta la fecha y representa su compromiso continuo para ayudar a los bebés a prosperar.

"UNICEF ha pasado 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y las familias de todo el mundo", dijo Juanita Pelaez Zambrano, Gerente General de Cuidado de Bebés y Niños de Kimberly-Clark. "Sabemos que más bebés y madres tendrán acceso a servicios esenciales de salud, asesoramiento y el apoyo que necesitan desde el principio gracias a la asociación con UNICEF".

Acerca de Huggies® Un Abrazo Para Cada Bebé

Un Abrazo Para Cada Bebé es uno de los mayores programas mundiales de impacto social establecido por Kimberly-Clark a través de su marca Huggies®. El programa comenzó en 2010 y tiene como objetivo ayudar a los bebés más vulnerables de la sociedad a recibir los abrazos y la atención que necesitan. Este cuidado se presenta en muchas formas, incluidas asociaciones hospitalarias que apoyan programas de abrazos voluntarios, asociaciones con ONGs que se centran en mejorar la atención de la salud materna y del recién nacido y donaciones de pañales y toallitas. En los últimos cinco años, casi 3 millones de bebés en Canadá, Estados Unidos, Israel, Australia, Vietnam, China e India se han beneficiado del programa.

Te puede interesar