El cumple de 2 en casa: animación

¿Quién dijo que un cumple en casa sería aburrido? Sigue estos consejos y ¡convertite en una verdadera animadora!

La opción de la fiesta en casa ha caído un poco en desuso frente al auge de peloteros y salones.

Para los chicos, sin embargo, resulta una experiencia novedosa y hasta excitante.

Tiene la ventaja de integrar el mundo de su casa con el mundo de lo social y sin duda el cumpleaños tiene más personalidad que los que se hacen en serie.

¡A pura diversión!

Si la idea es ahorrar, tendrás que evitar contratar animadores, pero no por eso dejar al azar la organización de la fiesta. Lo que no debe faltar es una selección de música pegadiza y que los chicos conozcan. Luego, con organizar unos juegos sencillos y tradicionales como el baile de la escoba y la búsqueda del tesoro, los tendrás divertidos.

Recuerda que para ellos esto es muy novedoso. No te olvides de asegurarte que haya premios para todos.

No es muy recomendable usar disfraces de payasos u otros que llevan caretas o la cara muy pintada. Es muy común que esto provoque el efecto inverso al deseado. Los chiquitos, al menos hasta los 4 años, pueden asustarse mucho incluso aunque vean aparecer a su personaje favorito.

Si quieres que anime alguien con disfraz lo ideal es que se vaya cambiando delante de los chicos como parte del show.

Otra buena opción son los magos y los juegos de magia que nunca fallan.

Te puede interesar

Una piel de bebé

La piel de tu bebé es suave por naturaleza y, para mantenerla así, te damos algunos consejos sobre cómo cuidarla. ¡A tomar nota!

Durante su primer año de vida, la piel de tu bebé es propensa a irritarse con facilidad: puede escamarse, pelarse en algunos lugares o formar pequeñas erupciones. Por lo general estas reacciones son inofensivas, tienen que ver con el acoplamiento del metabolismo y desaparecen cuando se regula el equilibrio del organismo.

Al bañarlo, asegúrate de que el agua no esté muy caliente, y utiliza jabones neutros sin perfume. Es muy importante que luego seques bien toda su piel con una toalla suave de algodón. Lava su cabello con un champú hipoalergénico, preferentemente al comienzo del baño. Evita que tu bebé esté en el agua por un período superior a los 20 minutos, porque se cansan.

Si tu bebé tiene una tendencia hacia la piel seca, consulta con tu pediatra la conveniencia de aplicarle una crema humectante. La piel seca provoca comezón, y si tu bebé se rasca puede provocarse infecciones. En estos casos además de una buena crema humectante se recomienda bañar al bebé con un jabón de avena.

La zona del pañal merece especiales cuidados, ya que el exceso de humedad y el contacto con la orina y deposiciones puede irritar la piel de tu bebé y derivar en una dermatitis del pañal. El cambiado frecuente del pañal es la forma más sencilla de evitar este riesgo.

La piel de tu bebé puede reaccionar frente a cambios de clima extremos. En días de calor, pueden salirle puntitos rojos que son inocuos y no necesitan tratamiento especial. Los días de frío, sin embargo, es recomendable proteger la cara de tu bebé con crema, re cuerda siempre consultar con tu pediatra. 

La mayoría de pediatras y dermatólogos no recomiendan exponer la piel de tu bebé a los rayos del sol antes de los 6 meses. Después de los 6 meses no te olvides de la importancia del protector solar, es una forma fácil de evitar complicaciones.

Te puede interesar