El cuidado de la dentadura de tu bebé

Preguntas comunes

Aquí están algunas de las preguntas y respuestas más comunes sobre el cuidado de los dientes del bebé.

¿Cuándo debo empezar a limpiar los dientes de mi bebé?

Tan pronto veas que hay un diente próximo a salir (generalmente entre los 5 y 9 meses de edad), debes comenzar a limpiar sus encías y dientes.

¿Cómo debo limpiar sus dientes y encías?

Comienza con un paño húmedo y suave y frota suavemente sus encías y tan pronto como creas que puede tolerar un cepillo de dientes en su boca, hazlo con uno que sea de cabeza compacta y tenga cerdas suaves. No olvides que el cepillo de dientes debe ser cambiado cada 3 meses o cuando empiece a mostrar signos de desgaste.

CONSEJO - Compra dos cepillos, uno para ti y uno para el bebé y tomen turnos para cepillarse.

¿Por qué es importante cuidar sus dientes de leche si igual se van a caer?

Hay muchas razones por las que es importante mantener sanos los primeros dientes. Sin ellos su proceso del habla se vería afectado, serían incapaces de comer una gran cantidad de alimentos y no tendrían esa magnífica sonrisa. Adicionalmente, los primeros dientes también mantienen los espacios correctos para cuando lleguen los siguientes.

¿Está bien usar pasta de dientes con mi bebé?

Se recomienda que esperes hasta que tu hijo tenga 2 años para introducir la pasta de dientes, incluso entonces se recomienda que utilices una que sea apta para niños. Estas tienen un nivel reducido de flúor y un nivel de calcio especialmente formulado para dientes jóvenes.

¿Cuándo debo llevar por primera vez a mi hijo al dentista?

Idealmente sería alrededor de su primer cumpleaños y definitivamente antes de que cumplan 3 años. En esta visita, el dentista evaluará la alineación de la mandíbula, comprobará cualquier señal de caries en los dientes y te ofrecerá orientación para cuidar mejor su dentadura.

¿Hay alguna pista sobre cómo hacer que la experiencia no sea estresante?

Prepara a tu hijo para una visita al dentista mediante la lectura de libros sobre este tema o jueguen al dentista con juguetes o muñecas. Explícale que a algunos dentistas les gusta usar máscaras sobre sus bocas y enséñale a abrir la boca como un pez para que el dentista pueda echar un vistazo. Recuerda no usar palabras negativas al hablar de la visita como "miedo", "aguja", "daño" o "taladro". Estas tienden a asustar a los adultos así que imagínate lo que pueden causar en los niños.

Algunos libros sugeridos son:

• Tusk Trouble - Primeras experiencias de Jane Clarke y Cecilia Johansson

• Andrew Loose Tooth de Robert Musnch

• Open wide de Laurie Keller

• The Berenstain Bears Visit the Dentist by Jan and Stan Berenstain

He oído a otras mamás hablar de la "boca de biberón", ¿qué es?

"Boca de biberón" es el término usado para describir la caries causada por el ácido que ataca los dientes, generalmente a los delanteros y sucede después de un contacto prolongado con cualquier líquido que no sea el agua. Como sugiere el término, generalmente ocurre cuando los bebés y los niños se les permite beber durante largos períodos de tiempo de un biberón. Esto puede suceder cuando se les permite ir a la cama con el tetero, sin embargo, no se limita a esto, los bebés amamantados durante largos períodos de tiempo también pueden desarrollar este tipo de complicación.

Para evitar la aparición y el desarrollo de la caries, intenta seguir estas sencillas indicaciones:

• Solamente permite el uso del biberón para las comidas y no como una herramienta de confort a la hora de acostarse.

• Evita darle jugos, refrescos u otras bebidas azucaradas en un biberón.

• Enseña a tu hijo a beber de una taza o con un pitillo tan pronto como esté listo, normalmente alrededor de los 12 meses.

• Mantén buenas prácticas dentales y cepíllale los dientes con regularidad.

¿Qué alimentos debo evitar para mantener saludables los dientes de mi hijo?

Evita los alimentos ricos en azúcar, especialmente aquellos que se mantienen en la boca durante mucho tiempo como dulces, caramelos, refrescos y jugos. Las tabletas masticables de vitamina C también se han identificado como nocivas para los dientes sanos.

Algunos alimentos saludables como los frutos secos también contienen altos niveles de azúcar por lo que debes motivar a los niños a enjuagarse la boca después de comer estos alimentos.

¿Chuparse un pulgar puede causar problemas dentales?

Si la succión del pulgar se prolonga por años hay una alta posibilidad de que tu hijo tenga una mordida abierta, dientes torcidos y posibles cambios en la mandíbula superior.

¿Cuáles son los principios básicos de la atención dental para los niños?

La Asociación Dental Australiana sugiere estas pautas para mantener los dientes sanos:

• Disfruta de los alimentos nutritivos, especialmente aquellos ricos en calcio y bajos en ácidos y azúcares.

• Come bocadillos saludables, como queso y fruta.

• Bebe mucha agua del grifo, especialmente si es fluorada.

• Cepilla los dientes con una pasta dental con bajo contenido de flúor desde los dos años de edad y hasta los 7 años.

• Utiliza un cepillo de dientes de cabeza y cerdas suaves.

• Cepilla los dientes al menos dos veces al día, lo ideal es hacerlo después del desayuno y justo antes de acostarse.

• Visita a tu dentista regularmente, no esperes a tener un problema para hacerlo.

• Las visitas al dentista deben comenzar desde muy joven, por lo menos desde los 3 años.

Nuestra agua no contiene flúor, ¿debo darle a mi hijo una dosis extra?

El flúor juega una parte importante en mantener los dientes sanos, sin embargo, antes de darle un suplemento de flúor debes hablar con tu dentista.

¿Cómo sabré cuando a mi bebé le estén saliendo los dientes?

Algunos de los signos más claros que indican que los dientes están saliendo son:

• Encías ligeramente inflamadas y rojas, pueden tener un bulto

• Puede aparecer un brote dental blanco debajo de la encía

• Un aumento en el babeo, además suelen querer morder los dedos y otros objetos.

• Irritabilidad y signos de dolor.

Para aliviar esta molestia, es posible usar paracetamol, un gel dental sin aspirina y permítele chupar y morder anillos dentales fríos.

¿Hay alguna verdad en las historias de enfermedades asociadas con la aparición de la dentadura?

Muchas mamás informan que su bebé ha padecido uno o varios síntomas cuando los dientes están rompiendo las encías como fiebre leve, diarrea leve, dolor e irritabilidad. Sin embargo, no hay pruebas concluyentes de que éstas estén relacionadas con la aparición de los dientes así que no debes asumir que esta es la causa de la enfermedad y por tanto debes buscar consejo médico.

¿Cuándo podrá mi hijo cepillarse los dientes por su cuenta?

Generalmente, cuando tu hijo tenga cerca de 5 años será absolutamente capaz de cepillar sus propios dientes, sin embargo, se recomienda que continúes asistiéndolo y vigiles su cepillado hasta alrededor de los 7-8 años.

¿Qué orden reciben los dientes de leche?

Por lo general, aunque no siempre, los dientes de tu bebé aparecen en este orden:

1. Los incisivos inferiores

2. Los incisivos superiores

3. Los dientes laterales superiores

4. Los dientes laterales inferiores

5. Los primeros molares superiores (dientes posteriores)

6. Los primeros molares inferiores

7. Los caninos superiores

8. Los caninos inferiores

9. Los segundos molares inferiores

10. Los segundos molares superiores

Es probable que tu hijo tenga todos sus primeros dientes, también conocidos como dientes de leche, alrededor de los dos años y medio de edad.

Te puede interesar

Una piel de bebé

La piel de tu bebé es suave por naturaleza y, para mantenerla así, te damos algunos consejos sobre cómo cuidarla. ¡A tomar nota!

Durante su primer año de vida, la piel de tu bebé es propensa a irritarse con facilidad: puede escamarse, pelarse en algunos lugares o formar pequeñas erupciones. Por lo general estas reacciones son inofensivas, tienen que ver con el acoplamiento del metabolismo y desaparecen cuando se regula el equilibrio del organismo.

Al bañarlo, asegúrate de que el agua no esté muy caliente, y utiliza jabones neutros sin perfume. Es muy importante que luego seques bien toda su piel con una toalla suave de algodón. Lava su cabello con un champú hipoalergénico, preferentemente al comienzo del baño. Evita que tu bebé esté en el agua por un período superior a los 20 minutos, porque se cansan.

Si tu bebé tiene una tendencia hacia la piel seca, consulta con tu pediatra la conveniencia de aplicarle una crema humectante. La piel seca provoca comezón, y si tu bebé se rasca puede provocarse infecciones. En estos casos además de una buena crema humectante se recomienda bañar al bebé con un jabón de avena.

La zona del pañal merece especiales cuidados, ya que el exceso de humedad y el contacto con la orina y deposiciones puede irritar la piel de tu bebé y derivar en una dermatitis del pañal. El cambiado frecuente del pañal es la forma más sencilla de evitar este riesgo.

La piel de tu bebé puede reaccionar frente a cambios de clima extremos. En días de calor, pueden salirle puntitos rojos que son inocuos y no necesitan tratamiento especial. Los días de frío, sin embargo, es recomendable proteger la cara de tu bebé con crema, re cuerda siempre consultar con tu pediatra. 

La mayoría de pediatras y dermatólogos no recomiendan exponer la piel de tu bebé a los rayos del sol antes de los 6 meses. Después de los 6 meses no te olvides de la importancia del protector solar, es una forma fácil de evitar complicaciones.

Te puede interesar