El bebé recién nacido y el oxígeno

A veces notarás que tu bebé se despierta llorando y se mueve en su cuna. Esto no tiene que ver con el hambre, sino con la búsqueda del oxígeno y la respiración pulmonar que el bebé debe aprender ahora que ya no está en tu barriga.

A veces notarás que tu bebé se despierta llorando y se mueve en su cuna. Esto no tiene que ver con el hambre, sino con la búsqueda del oxígeno y la respiración pulmonar que el bebé debe aprender ahora que ya no está en tu barriga.

Tu bebé que acaba de nacer busca oxígeno y lo hace porque no está acostumbrado a buscarlo solo. En esta etapa fuera de su mamá debe aprender a respirar de manera pulmonar. Cuando estabas embarazada a tu bebé nunca le faltó oxígeno pero a la vez jamás necesitó respirar para tenerlo. El oxígeno le llegaba por medio del torrente sanguíneo del cordón umbilical.

Ahora, de pronto, todo cambió. Solo en su cunita se despierta y llora. Una de las causas puede estar relacionada con esta poca experiencia para lidiar con el aire que lo rodea. Cuando siente que le falta oxígeno, llora para lograrlo, se mueve, repta y se retuerce en su cuna, como forma de autoestimularse.

La madre al levantarlo, acariciarlo y alimentarlo le estimula la respiración y satisface su necesidad de oxígeno.

¿Por qué es importante que levantes a tu bebé?

El contacto corporal estimula los capilares sanguíneos y los filetes nerviosos de la piel del bebé, que favorecen la respiración del pequeño. A veces, comprensiblemente, las madres primerizas suponen que los niños sólo lloran por hambre o porque les duele algo, ofreciéndoles el pecho constantemente. Pero el bebé simplemente tiene necesidad de ser arrullado, mecido, acariciado, calentado y además, por sobre todo, sostenido y agarrado.

Lo primero que te sugerimos hacer cuando levantas al bebé que llora es mantener la calma y transmitirla. Luego, y lo más tranquila que puedas, comenzar a buscar las posibles razones de este despertar abrupto y así hallarás la forma de ayudarlo.

Te puede interesar

¿Tu hijo esta preparado para dejar el pañal?

El momento de dejar los pañales no depende de ti, sino de tu hijo. Pero ¿cómo darnos cuenta de que es el momento apropiado? ¡No desesperes, tu bebé te va a dar señales! 

Cuándo empezar a sacarle los pañales a tu bebé es una de las principales preguntas de los padres. Sin embargo no hay un tiempo exacto para hacerlo porque depende del ritmo de cada bebé. ¿Por qué? Los bebés antes de los 24 meses de nacidos no tienen el control ni de su vejiga, ni de su uretra, ni de su ano y sus intestinos (el llamado control de esfínteres, músculos que abren o cierran las cavidades). Tampoco están preparados psicológicamente para el cambio. 

En este período ellos comienzan a conocer su cuerpo y a dar las primeras señales de que no quieren usar más los pañales porque les molesta, porque quieren “ser grandes” y usar el baño, como lo hacen sus papás y los mayores o porque ven a otros bebés que ya no usan pañales. O simplemente porque algún día todos llegamos a este momento. Así que no se trata de cuándo lo decidas tú, sino de cuándo lo decida tu hijo.

 

5 señales de que tu hijo esta preparado para dejar el pañal: 

• Que se mantenga toda la noche seco

• Que se mantenga por largo tiempo sin mojarse en el pañal

• Que diga pipí o caca, que se toque la colita, se agache o queje

• Que muestre interés en otros hábitos del baño y en usar calzones o bombacha

• Que le empiece a molestar la orina o el excremento y quiera sacarse el pañal