Comida familiar

Existen pocas cosas más hermosas que sentarse a la mesa con tu familia para cenar y si tienes un bebé, múltiples niños pequeños, adolescentes o todo lo anterior, la hora de la cena debe ser el evento principal y debes tratar de complacerlos a todos.

Ofrecer algo nutritivo y delicioso, que también sea fácil de preparar es sólo uno de los muchos desafíos que los padres enfrentan a diario. Sin tener en cuenta las fiestas de cumpleaños, el entretenimiento y otras ocasiones especiales. Por tanto, hemos reunido todo tipo de consejos, información y recetas sencillas para toda la familia  para tratar de hacerte las cosas un poco más fáciles.

Recetas sencillas para toda la familia

Entendemos que alimentar a toda una familia y mantenerlos contentos no es una tarea fácil, por lo que hemos hecho el trabajo de seleccionar algunas recetas que son fáciles de preparar con el fin de quitarte un poco de estrés. También tenemos una sección sobre comidas rápidas y saludables que incluye diferentes comidas para toda la familia.

¿Cómo lograr que los niños coman vegetales?

Puede ser muy frustrante cuando el único vegetal que tus hijos comen es la papa. Sin embargo, hay muchas maneras en que puedes conseguir que coman sano y sin tener que forzarlos a alimentarse con verduras.

• Trata de hacer que las meriendas o bocadillos durante el día sean frutas y verduras y no tengas miedo de ser creativa para hacer que se interesen. Por ejemplo, no les des una manzana sola, pica una variedad de frutas y haz brochetas de fruta.

• En lugar de colombinas y chocolates, pica algunas zanahorias y apio y sirve con un poco de salsa o con humus.

• Enseña a los niños por qué las verduras son importantes y cómo son beneficiosas para sus cuerpos. Si asocias una acción positiva con la verdura, empezarán a entender por qué las necesitan.

• Deja que los niños ayuden en la cocina. Dependiendo de la edad que tengan pueden ayudar a cortar o pelar verduras y o si son un poco más pequeños que pueden ayudar a revolver la olla o a poner algunos ingredientes en la sartén.

• Si son realmente quisquillosos, pica muy bien los vegetales y ponlos en comidas en donde no puedan verlos, como en cualquier salsa.

• Siempre come los mismos alimentos delante de ellos y guíalos con el ejemplo. Si mamá y papá no están comiendo vegetales, ¿ellos por qué deberían hacerlo?

Platos horneados para fiestas y ocasiones especiales

Las fiestas infantiles son una gran oportunidad para ser creativos con la comida. Tenemos una página entera sobre las ideas para las fiestas y también para la comida que podrías ofrecer en ésta para darte un poco de inspiración. Las ocasiones especiales como Navidad también proporcionan una gran oportunidad para llenarse del espíritu y divertirse horneando con los niños. Para obtener más información y recetas, consulta nuestra sección de cocina navideña.

Cuida de ti

Como padres a menudo estamos tan preocupados con lo que los niños están comiendo que podemos olvidarnos completamente de nosotros mismos y de nuestra propia dieta, sin embargo, es muy importante que mantengas una dieta saludable para poder cuidar de tu familia.

Pierde peso

Cuando estás ocupado cuidando de una familia es muy fácil caer en el hábito de comer exactamente lo que comen los niños, pero por desgracia, los sándwiches y la pasta boloñesa no son los mejores alimentos para estar en forma. Tómate el tiempo para preparar la comida sólo para ti, no tiene que ser un plato que demande mucho esfuerzo, a menudo es suficiente reemplazar el puré de papa por algunos vegetales o decirle no al queso derretido sobre los alimentos.

Te puede interesar

Consejos para el entrenamiento para ir al baño de niñas

Si tu hija ha estado mostrando signos de que puede estar lista para empezar el entrenamiento para ir al baño, este es un buen momento para hacerlo. Para algunas niñas el entrenamiento para ir al baño será muy sencillo, mientras que, para otras puede ser más como un viaje de montaña rusa. En general, las niñas tienden a entender el entrenamiento más rápido que los niños. Sin embargo, si tu hija tiene dificultades durante el entrenamiento, recuerda apoyarla y darle muchos estímulos positivos, cada niño progresa a su propio ritmo.

Guía paso a paso

Éstos son algunos pasos claves del entrenamiento para ir al baño que tú y tu mujercita pueden seguir para poner en marcha las cosas sin muchos problemas:

¿Adaptador de baño para niños o bacinilla?

En realidad, todo depende de ti y de tu hija, lo importante es que ambas se sientan cómodas con la elección, aunque a menudo puede ser una buena idea comenzar el entrenamiento con una bacinilla ya que son más fáciles de usar para los niños más pequeños y son convenientemente portátiles. "Los baños para grandes" pueden parecer un poco intimidantes al principio y eliminar los nervios es una clave para motivar a los niños a adoptar nuevos hábitos. Permitirle a elegir su propia bacinilla puede hacer que la transición sea más fácil.

Enséñale por ejemplo

A los niños les encanta imitar a sus padres, lo cual es muy conveniente cuando estás tratando de enseñarles algo. Deja que tu hija te observe cuando estés en el inodoro para que pueda ver cómo se hace y explícale los conceptos de limpiar, enjuagar y lavar las manos a medida que avanza. Una vez que te haya visto unas cuantas veces, estará emocionada de intentarlo por sí misma. La imitación es una de las formas más comunes en que los niños pequeños aprenden nuevas habilidades.

Compra ropa que sea adecuada para el entrenamiento de ir al baño

La ropa de las niñas tiende a ser un poco más compleja que la de los niños, botones, flecos, faldas, vestidos sueltos y materiales delicados, como el encaje, no son ideales durante la fase de entrenamiento. Tu hija necesita ropa que se pueda quitar rápida y fácilmente mientras está aprendiendo a llegar a la bacinilla a tiempo, por lo que los pantalones con cintura elástica son la mejor opción.

Déjala que aprenda de sus errores

No es raro que las chicas quieran ponerse de pie si han visto a su padre o a sus hermanos mayores usando este método. Lo mejor es dar a los niños la mayor independencia posible mientras se entrenan en el baño, así que déjala intentarlo. Ella se dará cuenta de inmediato que esta técnica no funciona para ella y llegar a ésta conclusión le dará más confianza que si se lo prohíbes desde el principio.