Busca tiempo para ti

Cuando tu pequeño se empieza a mover, significa que tendrás una sombra fiel acompañándote en todo lo que hagas. Entonces, ¿cómo cuidarte y tener un poco de tiempo personal cuando tu bebé está siempre contigo?

En esta etapa, tu bebé ya debe tener una rutina de sueño establecida, por lo que puedes pasar un poco de tiempo atendiendo tus necesidades personales mientras él duerme. Sin embargo, cuando esté despierto necesitarás encontrar maneras que te permitan hacer cosas que funcionen para ambos lo que por lo general significa hacerlo juntos.

Aptitud

Probablemente tu pequeño está dispuesto a salir y hacer algunas actividades. Esto puede incluir gatear en la arenera del parque o acompañarte cuando vayas a dar un paseo. Así que ponte tu ropa para hacer ejercicio cuando salgas y diviértanse juntos.

Pueden hacer castillos de arena juntos y animarlo a caminar. Una vez que han tenido suficiente actividad, pon a tu bebé en el cochecito y den un par de vueltas rápidas alrededor del parque. También puede utilizar a tu bebé como peso para algunos ejercicios si así lo deseas.

Consejos de maquillaje

Un espejo de cuerpo entero es la respuesta mágica para maquillarte en paz.

Por la mañana, una vez que tu pequeño ha sido vestido y alimentado, es tu turno

Basta con ponerlos en el cochecito frente al espejo de cuerpo entero.

Tu bebé disfrutará de mirar su reflejo en el espejo mientras te maquillas en relativa paz y tranquilidad.

Salir a tomar una taza de café

Los días en los que salías a tomar café con tus amigas llevan un largo tiempo en espera. Sin embargo, ahora es posible ponerse al día con los amigos si planeas tu salida con cuidado. Asegúrate de planificar la salida para un momento en el que tu bebé haya dormido y esté tranquilo y relajado. 

Elije un lugar donde los niños sean bienvenidos, preferiblemente algún lugar que tenga un espacio de juego seguro. Trae tus propios aperitivos para asegurarte de que tu bebé se alimente y si tu amigo no tiene hijos, lo mejor es dejarle saber de antemano que no podrás estar más de una hora.

Si tu bebé tiene un libro o un juguete favorito que crees que podría mantenerlo ocupado, llévalo contigo. Esto puede comprarte algunos minutos adicionales al final de la salida.

Los paseos de compras al supermercado

Muchos padres prefieren hacer sus compras en línea en lugar batallar con sus bebés en los supermercados, sin embargo, a veces es inevitable.

La clave para una salida exitosa es la organización. Haz una lista donde esté muy claro lo que tienes que comprar y así estimar el tiempo que necesitas permanecer en el almacén y cuál puede ser el momento en el que sea más tranquilo. Esto suele significar ir muy temprano, a media mañana o por la tarde.

Trata de ir al almacén una vez tu bebé haya terminado su siesta, haya comido y esté hidratado. Es mucho menos probable que comience a exigir cosas si su barriga está llena.

Deja que tu pequeño "te ayude". Esto significa dejarlos tocar las manzanas que has elegido o involucrarlos en una conversación mientras tu eliges los productos que necesitas. Por ejemplo: "¿cuál de estas naranjas te parece mejor?" O "¿Qué color de champú te parece mejor, el azul o el rojo?"

Los paseos para comprar ropa

Para la mayoría de los padres esto es una actividad que prefieren hacer solos, sin embargo, ocasionalmente tendrás que llevar a tu pequeño contigo mientras compras ropa.

Aparte de asegurarte de que el bebé tenga la barriga llena y esté bien descansado, necesitas tener cómo distraerlo, puede ser con un juguete o con un libro. También puedes tener en tu celular algunas canciones que sepas que le gustan y que pueden entretenerlo. Ponle unos audífonos y déjalo disfrutar de la música.

Lo mejor es mantener al bebé en el cochecito y buscar tiendas que tenga probadores amplios. Asegúrate de mantener a tu bebé con correa y bajo tu mirada vigilante todo momento. Por lo general, se interesan mucho en los espejos y te observan mientras te pruebas la ropa.

Trata de ser flexible siempre que lleves a tu bebé contigo. Es importante aceptar que incluso con la mejor voluntad del mundo, las cosas pueden no funcionar. Tu bebé puede decidir hacer una escena y puede que tengas que dejar pendiente tu lista de cosas por hacer, mañana será un nuevo día.

Te puede interesar

Unicef

Kimberly-Clark y UNICEF se asocian para ayudar a 2 millones
de bebés y niños pequeños en América Latina y el Caribe
 

Kimberly-Clark apoyará los Programas de UNICEF con una donación de $ 7.2 millones a través de Huggies® "Un Abrazo Para Cada Bebé"

6 de agosto de 2019 - Kimberly-Clark y UNICEF se han unido para mejorar la vida de casi 2 millones de bebés y niños pequeños en 16 países de América Latina y el Caribe. Durante los próximos tres años, la contribución de Kimberly-Clark por medio del programa global 'Un Abrazo Para Cada Bebé’ de Huggies® se utilizará para apoyar e incrementar las actuales iniciativas de Desarrollo de la Primera Infancia (ECD) de UNICEF en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Paraguay y Uruguay.

En América Latina, donde un niño muere cada tres minutos de enfermedades prevenibles y el 50% muere en los primeros 28 días de vida, el acceso a servicios esenciales como salud, educación, programas de protección y entornos más amigables para el bebé es una necesidad critica que salva vidas.

"En Kimberly-Clark, estamos profundamente comprometidos a mantener a los bebés sanos, amados y seguros durante esos primeros momentos críticos en sus vidas", dijo Sergio Cruz, Presidente de Kimberly-Clark Latinoamérica. "al asociarnos con UNICEF para traer Un abrazo para cada bebé a América Latina, podemos fortalecer sus programas de Desarrollo de la Primera Infancia, que son vitales para salvar y mejorar la vida de los bebés".

A través de la asociación, los programas de Desarrollo de la Primera Infancia (ECD) de UNICEF podrán seguir creciendo para mejorar la vida de los niños y garantizar que los padres reciban apoyo y se comprometan en el cuidado y la paternidad positiva de sus hijos, que incluyen:

Asegurar que los bebés reciban servicios de calidad, incluida la atención neonatal.

Crear entornos amigables para los bebés en los hospitales y clínicas del área.

Capacitar a los trabajadores de primera línea para brindar servicios esenciales a los niños pequeños y sus familias para abordar las necesidades de los niños y garantizar que los padres reciban apoyo.

Asegurar que las familias tengan el apoyo necesario para cuidar a sus hijos y proporcionar un entorno enriquecido y seguro para el desarrollo infantil. 

"El desarrollo de los niños, especialmente durante sus primeros años, está influenciado por el apoyo de la familia y el entorno, junto con la accesibilidad y la calidad de los sistemas integrados de desarrollo de la primera infancia", dice Maria Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF. "Sin embargo, millones de niños en nuestra región se ven privados de la protección, la estimulación, la nutrición y la atención que necesitan para desarrollarse plenamente. Valoramos la confianza que Kimberly Clark ha depositado en UNICEF para que sigamos trabajando juntos para garantizar que cada niño no solo sobreviva, sino que también alcance su máximo potencial”.

La contribución de $ 7.2 millones es la más grande de la compañía para UNICEF hasta la fecha y representa su compromiso continuo para ayudar a los bebés a prosperar.

"UNICEF ha pasado 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y las familias de todo el mundo", dijo Juanita Pelaez Zambrano, Gerente General de Cuidado de Bebés y Niños de Kimberly-Clark. "Sabemos que más bebés y madres tendrán acceso a servicios esenciales de salud, asesoramiento y el apoyo que necesitan desde el principio gracias a la asociación con UNICEF".

Acerca de Huggies® Un Abrazo Para Cada Bebé

Un Abrazo Para Cada Bebé es uno de los mayores programas mundiales de impacto social establecido por Kimberly-Clark a través de su marca Huggies®. El programa comenzó en 2010 y tiene como objetivo ayudar a los bebés más vulnerables de la sociedad a recibir los abrazos y la atención que necesitan. Este cuidado se presenta en muchas formas, incluidas asociaciones hospitalarias que apoyan programas de abrazos voluntarios, asociaciones con ONGs que se centran en mejorar la atención de la salud materna y del recién nacido y donaciones de pañales y toallitas. En los últimos cinco años, casi 3 millones de bebés en Canadá, Estados Unidos, Israel, Australia, Vietnam, China e India se han beneficiado del programa.

Te puede interesar