Berrinches y disciplina.Sugerencias y consejos

La disciplina no necesita tener una connotación negativa y no debe ser una palabra que se confunda con el castigo. La disciplina para tu bebé y niño se trata de establecer normas claras de convivencia y enseñarles sobre qué comportamiento es aceptable y cuál no lo es. El castigo físico no se considera un buen método para disciplinar a un niño. Por el contrario, la comunicación eficaz es una estrategia mucho mejor y ayudará a desarrollar la autoestima de tu niño.

Aquí hay un par de puntos clave para recordar:

• Asegúrate de que tú y tu pareja han discutido el método. Es importante mostrar una posición unificada.

• Tu hijo tendrá que aprender cuáles son tus límites. Dale la oportunidad de encontrarlos y no esperes demasiado de ellos de acuerdo con su edad.

• Dile lo que esperas de él y recuérdaselo cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando llegues al parque dile a tu niño: "no empujamos ni golpeamos a nuestros amigos del grupo".

• Prepárate para demostrar que respetas el punto de vista de los niños pequeños.

• Elije tus batallas. Esto significa elegir las cosas en la vida que son realmente importantes para ti y deja clara tu posición frente a ellas.

• Una vez que digas que vas a hacer algo para disciplinarlo, Hazlo. Por ejemplo, si tu niño se ha comportado inapropiadamente en el parque y tú le habías dicho que los llevarías a casa si lo hacía de nuevo, debes estar preparado para salir del parque como lo habías prometido.

• Sé consistente con las reglas. Un niño pequeño necesita saber dónde se aplican para darle sentido a una situación.

• Incluso desde una edad temprana puedes mostrarle a tu niño las consecuencias de sus acciones. Por ejemplo, si ponen sus juguetes en el piso, entonces deben ayudar a guardarlos.

• Lo más importante es el refuerzo positivo de los buenos comportamientos ya que es una herramienta de aprendizaje mucho mejor que las palabras negativas. Así que aliéntalo cuando haga bien las cusas y verás el increíble efecto que esto tiene.

Si sientes que estás teniendo problemas para establecer límites claros para tu niño, habla con tu pediatra para obtener apoyo y orientación.

Una piel de bebé

La piel de tu bebé es suave por naturaleza y, para mantenerla así, te damos algunos consejos sobre cómo cuidarla. ¡A tomar nota!

Durante su primer año de vida, la piel de tu bebé es propensa a irritarse con facilidad: puede escamarse, pelarse en algunos lugares o formar pequeñas erupciones. Por lo general estas reacciones son inofensivas, tienen que ver con el acoplamiento del metabolismo y desaparecen cuando se regula el equilibrio del organismo.

Al bañarlo, asegúrate de que el agua no esté muy caliente, y utiliza jabones neutros sin perfume. Es muy importante que luego seques bien toda su piel con una toalla suave de algodón. Lava su cabello con un champú hipoalergénico, preferentemente al comienzo del baño. Evita que tu bebé esté en el agua por un período superior a los 20 minutos, porque se cansan.

Si tu bebé tiene una tendencia hacia la piel seca, consulta con tu pediatra la conveniencia de aplicarle una crema humectante. La piel seca provoca comezón, y si tu bebé se rasca puede provocarse infecciones. En estos casos además de una buena crema humectante se recomienda bañar al bebé con un jabón de avena.

La zona del pañal merece especiales cuidados, ya que el exceso de humedad y el contacto con la orina y deposiciones puede irritar la piel de tu bebé y derivar en una dermatitis del pañal. El cambiado frecuente del pañal es la forma más sencilla de evitar este riesgo.

La piel de tu bebé puede reaccionar frente a cambios de clima extremos. En días de calor, pueden salirle puntitos rojos que son inocuos y no necesitan tratamiento especial. Los días de frío, sin embargo, es recomendable proteger la cara de tu bebé con crema, re cuerda siempre consultar con tu pediatra. 

La mayoría de pediatras y dermatólogos no recomiendan exponer la piel de tu bebé a los rayos del sol antes de los 6 meses. Después de los 6 meses no te olvides de la importancia del protector solar, es una forma fácil de evitar complicaciones.

Te puede interesar