35 semanas de embarazo: Calambres

Es recomendable intensificar la calidad de los alimentos que ingieres. Aumentar la cantidad de lácteos y de frutas que contengan este nutriente te ayudará.

Es recomendable que en las 35 semanas de embarazo revises la calidad de los alimentos que ingieres, sobretodo, debes aumentar la cantidad  de lácteos y de frutas, ya que estos te ayudan a minimizar los calambres en el embarazo.

Durante la semana 35 de embarazo puedes experimentar algunas sensaciones intensas en tus piernas y brazos. El desarrollo de los huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de sentir calambres en las piernas y brazos.

Consejos para las 35 semanas de embarazo

Es importante que planees lo indispensable para ir al centro de atención donde va a ocurrir el parto en caso de que este se produzca con antelación.

Te puede ser útil calcular cómo vas a llegar, quién va a estar a disposición para llevarte, ten a mano desde ya el teléfono del centro de asistencia y por las dudas, comienza a preparar el bolso con lo indispensable para ese momento.

Para que no te tome por sorpresa es fundamental proveerte de todo lo necesario para el día del parto. Esencialmente deberías tener a mano un bolso con las siguientes cosas para tu bebé: ropita para cambiarlo (por ejemplo: batitas, enteritos y gorros de algodón), pañales, toallitas, chupo, colonias de azahar, algodón, alcohol. Indispensable que lleves otro bolso con tus pertenencias tales como ropa íntima, ropa de cama (recomendable una bata grande con botones en el pecho para que puedas amamantar sin quitártelo), apósitos, pantuflas, cremas para el pecho y demás.

Si tienes más hijos o personas a tu cargo, encárgate de ver quién se quedará con ellos mientras tú estás en el centro de salud.

Tu cuerpo en las 35 semanas de embarazo.

Ya habrás tenido que cambiar de sostén hace unas cuantas semanas, y ahora incluso podrías necesitar uno para aportar mayor apoyo en la noche. Aparecen esos dolores de cabeza, Mantente saludable y planea al máximo tus próximos días. Trata de dormir.

Tu bebé en las 35 semanas de embarazo.

Tu bebé mide ahora 45 cm y pesa alrededor de 2,5 kg.Creció tanto que ahora ocupa casi todo el espacio del útero y se le dificulta más moverse. Aumentará como cuarto kilo más por semana de acá en más.

El desarrollo de sus huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de calambres. Consulta a tu médico, quien quizás te dé un suplemento de calcio en pastillas.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar