24 semanas de embarazo: El sexto mes

Esta semana deberías hacerte la prueba de la tolerancia oral a la glucosa, que sirve para detectar diabetes gestacional.

Llegadas las 24 semanas de embarazo deberías hacerte la prueba de la tolerancia oral a la glucosa, que sirve para detectar diabetes gestacional. Esta enfermedad es un trastorno en el metabolismo de la glucosa propio del embarazo.

Pone mayor riesgo sobre tu embarazo y el parto. Si bien los chequeos médicos del embarazo incluyen pruebas de glucosa en sangre, la prueba de la tolerancia oral a la glucosa es necesaria para detectar trastornos más sutiles.

El tratamiento de la diabetes gestacional en las 24 semanas de embarazo

El objetivo del tratamiento para la diabetes gestacional es mantener los niveles de glucosa en la sangre igual al de las mujeres embarazadas que no la tienen. Siempre incluye un plan especial de alimentación y un programa de actividad física moderado. Por otra parte, tu médico te pedirá que realices pruebas diarias de la glucosa en la sangre e inyecciones de insulina en algunos casos.

Tu cuerpo en las 24 semanas de embarazo

En general, te sientes bien y sigues trabajando. Si estás de pie mientras trabajas deberías usar zapatos bajos y confortables. Al final del día, si levantas tus piernas sobre unas cuantas almohadas, te vas a sentir muy bien.

Es recomendable siempre que puedas, darte un baño tranquila y aprovechar para ver cómo se mueve tu panza con cada uno de los movimientos de tu bebé. Continúa con tu rutina de ejercicios. Practicando una pequeña caminata te sentirás mucho mejor.

Tu bebé en las 24 semanas de embarazo

  • En la semana 24 tu bebé mide ahora casi 24 centímetros y pesa más de 700 gramos y continúa creciendo a ritmo sostenido.
  • El movimiento ocular rápido ya empezó: abre y cierra los ojos con frecuencia. Ya tiene pestañas y cejas.
  • A partir de este punto tu bebé es capaz de sobrevivir si se produjera el parto, mediante los adelantos tecnológicos en la medicina.
  • No obstante, esta situación no es deseable ya que lo expondría a demasiadas complicaciones, y lo ideal es que permanezca creciendo y madurando en el útero, que es la mejor incubadora para el feto.
  • El tubo digestivo continúa desarrollándose y algunos órganos como el páncreas, comienzan a producir sustancias importantes para su vida futura, como la insulina que permite que sus células puedan incorporar la glucosa del alimento.
  • Ya puede abrir sus ojos y diferenciar perfectamente la luz de la oscuridad.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

Posibles complicaciones en un embarazo múltiple

Esperar más de un bebé conlleva un riesgo mayor de que se presenten complicaciones durante el embarazo, tanto para la mamá como para los bebés, por esa razón los embarazos múltiples son considerados por los médicos de cuidado especial.

Entre las complicaciones más frecuentes de los embarazos múltiples se incluyen:

  • Anemia. Es dos veces más frecuente que en los simples.
  • Aborto espontáneo. Más frecuente en los embarazos múltiples, puede ocasionar la pérdida de un solo bebé, y que los demás continúen desarrollándose normalmente, o puede afectar a todo el embarazo.
  • Defectos congénitos. Los embarazos múltiples presentan el doble de riesgo de anormalidades congénitas en los bebés incluidos.
  • Cantidades anormales de líquido amniótico. Los embarazos múltiples son más propensos a producir anormalidades del líquido amniótico, en particular en el caso de gemelos que comparten una placenta.
  • Hipertensión inducida por el embarazo: Las mujeres con embarazo múltiple son tres veces más propensas a desarrollar alta presión sanguínea debido al embarazo, lo que incrementa los riesgos de sufrir preeclampsia y diabetes gestacional. Por lo general esto no representa riesgos para la salud de la madre ni la de sus bebés, siempre que se aplique a tiempo el tratamiento adecuado.

Otras complicaciones que pueden presentarse son el desprendimiento temprano de placenta, el síndrome de los gemelos transfusor – transfundido y, la más común: parto prematuro.

Parto prematuro

Cuantos más bebés, más probabilidades de que el embarazo no llegue a término. Algunos estudios médicos muestran que cerca de la mitad de los partos de mellizos, 9 de cada diez partos de trillizos y prácticamente todos los nacimientos de cuatrillizos, se producen en forma prematura.

En promedio, los embarazos únicos duran 39 o 40 semanas, tiempo que se considera lo normal o esperable para un embarazo humano. En comparación, los embarazos múltiples son más cortos, no completan su desarrollo y esto acarrea ciertas complicaciones para los bebés. Los embarazos dobles suelen durar 36 o 37 semanas y si bien no hay datos sistemáticos, algunas fuentes informan que los de trillizos duran alrededor de 32 semanas; los de cuatrillizos, 30 semanas; y los de quintillizos, 29 semanas.

Muchos bebés nacidos en alumbramientos múltiples suelen ser pequeños, tienen un peso bajo al nacer y pueden necesitar asistencia para respirar, comer, combatir las infecciones y mantener la temperatura corporal. Estos bebés necesitarán atención en una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Es importante destacar que en la actualidad, los avances tecnológicos proporcionan la posibilidad de que estos bebés sobrevivan. La mayoría de las veces, luego del parto, los bebés permanecen en incubadoras hasta que logran el máximo de madurez. Las incubadoras funcionan como úteros que transitoriamente les brindan calor y humedad. De esta forma evitan el contagio de virus y bacterias propias de su vulnerabilidad

Te puede interesar