20 semanas de embarazo: El sexo durante el embarazo

¡Felicidades, estás en la mitad de tu embarazo! Salvo que el médico haya indicado suspender las relaciones sexuales durante el embarazo, puedes seguir disfrutándolo con total normalidad en las 20 semanas de embarazo.

Llegaste a las 20 semanas de embarazo, ¡Felicidades, estás en la mitad de tu embarazo! Salvo que el médico haya indicado suspender las relaciones sexuales durante el embarazo, puedes seguir disfrutándolo con total normalidad.

El sexo hace bien y te ayudará a seguir teniendo una excelente relación con tu pareja. Muchos padres piensan que teniendo relaciones pueden afectar la salud de su bebé; los papás les genera incomodidad porque creen que pueden hacer dolorosa la situación y exponer a su mujer a malestares sin necesidad.

El sexo durante el embarazo es saludable. Nada mejor que hablar con tu pareja sobre tus necesidades y preocupaciones para hallar la manera de darse placer y felicidad mutuamente. En el caso de que tu embarazo sea de alto riesgo es posible que tengas que tomar otras precauciones y alertar al médico sobre tus inquietudes respecto del tema.

Tu cuerpo en las 20 semanas de embarazo

  • A medida que tu vientre crece también aumentan los síntomas del embarazo . Observas que casi llega hasta el ombligo (poco a poco comienza a desaparecer su forma normal). Por debajo del mismo la línea negra que ya habías notado hace algunas semanas se hace más visible.
  • En el embarazo se instalan las recomendaciones alimenticias es decir la cantidad de nutrientes que ingiere la embarazada. Los nutrientes que hay que ingerir en mayor cantidad para un embarazo saludable son las proteínas, el hierro, el calcio, el magnesio y el ácido fólico. Estos elementos son fundamentales para el desarrollo de la estructura ósea, del funcionamiento neural, del sistema inmunológico y de la completa maduración de los órganos del bebé.
  • Algunas mujeres tienen cambios temporales en su visión durante el embarazo debido a que aumenta la cantidad de agua dentro de sus ojos. Si usas lentes de contacto, te pueden resultar un poco incómodos.
  • Seguramente ya has notado que el vello de tu cuerpo y tu cabello en especial han cambiado: se han vuelto más brillosos y gruesos.

Tu bebé en embarazo de 20 semanas

  • Tu bebé mide ahora unos 17 cm. y pesa alrededor de 300 gr.
  • En esta etapa se da un proceso de desarrollo fino de los sentidos a nivel cerebral (gusto, olfato, audición y el tacto).
  • La piel comienza a perder su transparencia, bajo la capa de lanugo.
  • Seguramente recuerdas que el lanugo es la vellosidad que tienen los bebés en su cuerpo y que sirve para proteger la piel. Muchos bebés nacen con este vello y otros se les cae antes de que nazcan.
  • Por otra parte, sus pulmones y el tubo digestivo están madurando.
  •  Su cerebro ya cuenta con 30.000 millones de neuronas

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

Nunca se es muy joven para la música

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. 

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. Sabemos que un niño puede reconocer y responder a los sonidos cuando está dentro del útero, es por ello que las voces de sus padres actúan como calmante cuando están en dificultades. La exposición a la música y la creación de canciones en la primera infancia pueden tener un efecto significativo en el desarrollo de tu hijo.

¿Donde empezar?

Nunca es demasiado pronto para empezar, pero eso no significa que tengas que inscribir a tu hijo de 3 meses en cursos o clases de música. La música está en todas partes, es solo cuestión de ser consciente de las oportunidades para crear y responder a ésta en la vida cotidiana. ¡La buena noticia es que no tienes que ser músico para hacerlo! El Dr. Peter deVries es conferencista en la Facultad de Educación de la Universidad de Monash y consejero experto en el centro australiano de educación musical infantil nos deja algunos consejos sobre la participación de tu hijo en la música:

• ¡Cantar, cantar, cantar! Desde el nacimiento (o incluso antes) cántale a tu hijo. Míralo a los ojos y muévete con ellos mientras cantas.

• Comienza el "juego" musical con tu niño. Responde a los primeros indicios musicales de tu hijo como el balbuceo en los recién nacidos, el tarareo en un niño pequeño o cantar una canción con los niños más grandes. Elogia a tu hijo cuando haga algún tipo de música, sonríele y únete. Si un niño toma una cuchara de madera y empieza a golpearla sobre la mesa, no le digas que pare, mejor anímalo y participa. Canta con ellos mientras lo hacen. Esto es música.

• Anima a tu hijo a moverse con la música, ya sea con la que cantes o con alguna canción que ya esté grabada (advertencia: no pongas música de "fondo" todo el tiempo, de lo contrario, los niños pequeños terminarán ignorándola). Una vez más, únete y anímalos a hacer sus propias secuencias de baile.

• Deja que tus hijos interactúen con instrumentos musicales, los niños pueden tomar un sonajero o unas campanas y hacer sonidos con ellos. Escucha lo que hacen cuando tocan sus instrumentos y trata de unir el sonido de éstos con el canto, el habla y el juego.

A medida que tu hijo crece, también lo será su relación con la música. Visita la sección de desarrollo del niño de Huggies para obtener más información de los beneficios de la música en el desarrollo de los niños

Te puede interesar