11 semana de embarazo: examen para detectar anticuerpos y más

En esta etapa del embarazo, el obstetra solicita análisis de sangre, orina, ecografías y exámenes para detectar anticuerpos de diversas enfermedades

En la 11 semana de embarazo el obstetra solicita análisis de sangre, orina, ecografías obstétricas y exámenes para detectar anticuerpos de diversas enfermedades.

Este momento puede ser estresante a medida que te realizas tests para conocer el estado de tu embarazo. En general, el profesional solicita análisis de sangre y orina, ecografías prenatales como: rubéolas, toxoplasmosis, VIH.

Habitualmente entre la semana 13 y 14 de embarazo se realiza el test NT Plus 11-14, un test no invasivo en donde se evalúa la anatomía embrionaria y se lleva a cabo una medición de su Translucencia Nucal por medio de una ecografía. Este estudio se basa en la determinación de una hormona placentaria en la sangre de la madre. El objetivo del test NT Plus 11-14 es detectar anomalías cromosómicas como el Síndrome de Down durante el desarrollo fetal.

Tu cuerpo en la 11 semana de embarazo:

A esta altura es importante que controles tus reservas de hierro. Este componente tiene la función de formar la hemoglobina. Se puede encontrar, por ejemplo, en los siguientes alimentos:

  • Hígado vacuno
  • Carnes rojas
  • Yema de huevo
  • Trigo
  • Germen de trigo
  • Legumbres
  • Tomate

Especialistas argumentan que al consumir un alimento rico en hierro debemos hacerlo con ácido fólico, que se encuentra en las naranjas, vegetales de hoja verde y en él espárrago. De esta forma el hierro que se ingiere se aprovecha en su totalidad. Por otra parte, continuando con la descripción de los cambios en el embarazo, encontramos que:

  • Tu útero ha crecido mucho y ocupa la pelvis por lo que ya lo puedes palpar en la región del pubis.
  • Puede que notes los senos más delicados y pesados.
  • Quizás tus emociones sean impredecibles debido a las fluctuaciones hormonales y te sientas muy cansada.
  • Tu bebé en la 11 semana de embarazo:
  • En esta etapa tu bebé ya dejó de ser llamada embrión. Mide casi 5 cm., el tamaño de una fruta pequeña y su esqueleto crece a pasos agigantados.
  • Los huesos comienzan a solidificarse, aunque todavía son de un material flexible. Sus órganos están formados y funcionan completamente.
  • El sistema nervioso del pequeño se va desarrollando y su cerebro y las terminales nerviosas se conectan mediante impulsos eléctricos.
  • Por otra parte, verás que sus dedos se han separado y empiezas a ver crecer las uñas.

Tratamos de ser lo más precisos posible sobre los cambios que se presentan en las semanas de embarazo, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo fetal son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

Nunca se es muy joven para la música

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. 

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. Sabemos que un niño puede reconocer y responder a los sonidos cuando está dentro del útero, es por ello que las voces de sus padres actúan como calmante cuando están en dificultades. La exposición a la música y la creación de canciones en la primera infancia pueden tener un efecto significativo en el desarrollo de tu hijo.

¿Donde empezar?

Nunca es demasiado pronto para empezar, pero eso no significa que tengas que inscribir a tu hijo de 3 meses en cursos o clases de música. La música está en todas partes, es solo cuestión de ser consciente de las oportunidades para crear y responder a ésta en la vida cotidiana. ¡La buena noticia es que no tienes que ser músico para hacerlo! El Dr. Peter deVries es conferencista en la Facultad de Educación de la Universidad de Monash y consejero experto en el centro australiano de educación musical infantil nos deja algunos consejos sobre la participación de tu hijo en la música:

• ¡Cantar, cantar, cantar! Desde el nacimiento (o incluso antes) cántale a tu hijo. Míralo a los ojos y muévete con ellos mientras cantas.

• Comienza el "juego" musical con tu niño. Responde a los primeros indicios musicales de tu hijo como el balbuceo en los recién nacidos, el tarareo en un niño pequeño o cantar una canción con los niños más grandes. Elogia a tu hijo cuando haga algún tipo de música, sonríele y únete. Si un niño toma una cuchara de madera y empieza a golpearla sobre la mesa, no le digas que pare, mejor anímalo y participa. Canta con ellos mientras lo hacen. Esto es música.

• Anima a tu hijo a moverse con la música, ya sea con la que cantes o con alguna canción que ya esté grabada (advertencia: no pongas música de "fondo" todo el tiempo, de lo contrario, los niños pequeños terminarán ignorándola). Una vez más, únete y anímalos a hacer sus propias secuencias de baile.

• Deja que tus hijos interactúen con instrumentos musicales, los niños pueden tomar un sonajero o unas campanas y hacer sonidos con ellos. Escucha lo que hacen cuando tocan sus instrumentos y trata de unir el sonido de éstos con el canto, el habla y el juego.

A medida que tu hijo crece, también lo será su relación con la música. Visita la sección de desarrollo del niño de Huggies para obtener más información de los beneficios de la música en el desarrollo de los niños

Te puede interesar