¿Gripa y embarazo: cómo prevenir el virus?

Además de la inmunización, es muy importante proteger la salud integral de la mujer durante y después del embarazo.

La inmunización es muy importante para proteger la salud de forma integral durante y después del embarazo. Además de las vacunas, es importante que las embarazadas y las puérperas sigan una serie de consejos relacionados con el cuidado de los recién nacidos. La gripa y embarazo son cero compatibles, por esa razón sigue paso a paso los siguientes consejos.

Gripa y embarazo: Recomendaciones médicas

  • Las principales recomendaciones de los médicos son las siguientes:
  • En caso de haber mayor circulación y contagio del virus de la gripe, las embarazadas deben continuar con su control del embarazo intentando no concurrir a hospitales, sino a centros de atención primaria para evitar el contacto con ámbitos de circulación del virus.
  • Deben lavarse las manos regularmente y después de tocar objetos que pudieran estar contaminados como picaportes, manijas, etc. Además, deben lavarse apenas llegan al hogar para evitar el ingreso del virus a la casa.
  • Ante casos de fiebre y, más aún, ante la presencia de síntomas respiratorios, se debe consultar al obstetra. El paracetamol es el tratamiento de elección durante el embarazo.
  • La madre que presente síntomas de gripe o que tenga un diagnóstico de gripe, no debe interrumpir la lactancia pero debe lavarse las manos antes de tocar al niño, amamantarlo con barbijo y, el resto del tiempo, permanecer aislada del recién nacido.
  • Si el que tiene gripe es el bebé, se debe continuar con la lactancia porque la leche materna es una fuente única de defensas para el pequeño.
  • Lavar frecuentemente las manos de bebés y niños y todo elemento que el pequeño lleve regularmente a su boca como chupos, juguetes, mordillos.
  • En el caso de tener hermanos, se debe evitar que toquen los elementos del bebé para evitar la transmisión del virus.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar