Parto retrasado

Estar retrasada para tener un bebé significa diferentes cosas para muchas personas, algunas mujeres se relajan sobre el asunto, seguras de que su bebé llegara cuando sea el momento adecuado, mientras que otras se ponen muy ansiosas y esperan con nervios que algo pase. Los doctores también tienen diferentes puntos de vista y a veces opuestos frente a  la necesidad de inducir el parto.

Cuando estés en la semana 42 vas a ver que tu medico esté revisando una y otra vez la viabilidad de que nazca en la fecha programada.  Esto se hace viendo el primer día de tu último periodo y los resultados de tus ecografías. Es posible que tengas que hacerte un examen de ginecología durante esta semana con el fin de evaluar si tu cérvix está en condiciones óptimas dar a luz. Si la cabeza de tu bebé está en contacto con tu cérvix y le está aplicando presión, entonces es posible que se esté poniendo más delgado y que éste se empiece a dilatar. También puede ocurrir que tu doctor intente estirar un poco tu cérvix y a estimular algunas membranas de la zona circundante a la cabeza de tu bebé. Esto ayuda a que liberes un químico llamado prostaglandina, el cual juega un rol importante en empezar las contracciones.

Si llegas a las 42 semanas de embarazo es importante que estés siendo monitoreada cuidadosamente. Es común que te recomienden realizarte un perfil biofísico y CTGs (cardiotocografía) periódicamente. Probablemente tu placenta no esté funcionando tan bien como lo hacía unas semanas atrás y es importante que pueda soportar a tu bebé eficientemente.

Los cambios físicos de esta semana

  • Es probable que tengas problemas de hinchazón esta semana, que tus tobillos y pies se vean voluptuosos y quizás sea difícil caminar distancias largas o incluso estar de pie por mucho tiempo.
  • La hinchazón también puede aparecer en tu región vaginal y es posible que sientas pesadez y un sentimiento de malestar en tu pelvis. Tu bebé probablemente esté en la parte más baja y estarás más que consiente de que tienes alrededor de  4 kg de peso, distribuidos en tu bebé, placenta y líquido amniótico, que están esperando para salir.
  • Quizás necesites ir al baño con más frecuencia esta semana, la presión que hace  bebé sobre tu vejiga y tu recto, hace que no haya mucho espacio para que se acumulen desechos. Si has estado con estreñimiento hasta el momento, sentirás un gran alivio ya que la cabeza de tu bebé está aplicando presión a recto. Por la misma razón, tu vejiga no se podrá llenar con mucha orina antes de que tengas la necesidad de ir al baño.
  • Quizás notes una descarga vaginal mucosa untada de sangre, tu cérvix está tan lleno de sangre, que soltarla en pequeñas cantidades es más que normal.

Los cambios emocionales de esta semana

  • Probablemente te sientas aliviada de que ya terminas tu embarazo. Alrededor del 15% de las mujeres pasan de las 41 semanas sin tener a su bebé y es muy poco común que un doctor permita que una madre pase de las 42 semanas, así que puedes estar segura de que tendrás a tu bebé esta semana.
  • Quizás estés cansada de que la gente te pregunte por qué no has tenido a tu bebé y de repetir la misma información una y otra vez. Por esta semana, limita tu interacción social, quédate en casa con tu pareja y adopta un estilo de vida simple.
  • Quizás te preocupe que se rompa tu fuente en público. Las mujeres embarazadas pueden soltar una gran cantidad de líquido de forma similar a un tsunami que arrasa con todo en su camino pero la verdad es que esto es muy poco probable. Además, solo en el 15% de los embarazos la fuente se rompe antes de que inicien las contracciones. De cualquier modo, mantén toallas a la mano.
  • Si tu fuente se rompió, pero aun no has empezado a tener contracciones ni señales del parto, la espera puede ser un poco difícil ya que la mayoría de los centros de parto tienen una política de inducir el parto solo después de 24 horas desde que se haya roto la fuente. Esto se hace para reducir el riesgo de infección tanto de la madre como del bebé. Entre varias de sus funciones, la membrana que mantiene la fuente sirve como un escudo estéril para él bebé en el útero.

Los cambios de tu bebé esta semana

  • Los bebés que nacen después del tiempo estimado, pueden tener la piel seca y escarapelada, la vernix que ha protegido su piel por tanto tiempo ya ha sido reabsorbida y ahora su piel no cuenta con una protección frente al agua. Ten aceite de olivas en casa y pon un poco en su agua de baño, también úsalo para realizarle algunos masajes.
  • Los bebés que nacen tarde tienden a tener uñas largas con las que se pueden rasguñar la cara así que, compra mitones o cortaúñas para bebés. El mejor momento para cortar sus uñas es después de un baño, cuando éstas son más suaves. Pregúntale también a tu médico cuál es la mejor forma de hacerlo.
  • Los bebés que nacen tarde también tienden a estar hambrientos ya que no han sido debidamente alimentados por la placenta este último par de semanas. Ellos exigen ser alimentados frecuentemente por lo que será necesario compensar la comida que les hizo falta. Ofrecer leche materna a los bebés desde temprano y frecuentemente, ayuda a estabilizar la lactancia y a crear lasos emocionales más cercanos.

Consejos para esta semana

  • Si quieres estimular el parto intenta comer un curry picante, tener sexo o incluso dar una caminata larga bajo el sol. A estas alturas seguramente estás dispuesta a intentar lo que sea para ayudar a tu bebé a salir de tu cuerpo y  llegar a tus brazos.
  • Mantente en contacto con tu médico y pide su ayuda y consejo, seguramente te hablarán de varias técnicas de inducción de parto incluyendo RAM (Ruptura artificial de la membrana), gel prostaglandina e infusión de sintosinon
  • Felicítate por llegar hasta el final de un largo embarazo. ¡Éste es tan solo el comienzo!

Te puede interesar

Nunca se es muy joven para la música

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. 

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. Sabemos que un niño puede reconocer y responder a los sonidos cuando está dentro del útero, es por ello que las voces de sus padres actúan como calmante cuando están en dificultades. La exposición a la música y la creación de canciones en la primera infancia pueden tener un efecto significativo en el desarrollo de tu hijo.

¿Donde empezar?

Nunca es demasiado pronto para empezar, pero eso no significa que tengas que inscribir a tu hijo de 3 meses en cursos o clases de música. La música está en todas partes, es solo cuestión de ser consciente de las oportunidades para crear y responder a ésta en la vida cotidiana. ¡La buena noticia es que no tienes que ser músico para hacerlo! El Dr. Peter deVries es conferencista en la Facultad de Educación de la Universidad de Monash y consejero experto en el centro australiano de educación musical infantil nos deja algunos consejos sobre la participación de tu hijo en la música:

• ¡Cantar, cantar, cantar! Desde el nacimiento (o incluso antes) cántale a tu hijo. Míralo a los ojos y muévete con ellos mientras cantas.

• Comienza el "juego" musical con tu niño. Responde a los primeros indicios musicales de tu hijo como el balbuceo en los recién nacidos, el tarareo en un niño pequeño o cantar una canción con los niños más grandes. Elogia a tu hijo cuando haga algún tipo de música, sonríele y únete. Si un niño toma una cuchara de madera y empieza a golpearla sobre la mesa, no le digas que pare, mejor anímalo y participa. Canta con ellos mientras lo hacen. Esto es música.

• Anima a tu hijo a moverse con la música, ya sea con la que cantes o con alguna canción que ya esté grabada (advertencia: no pongas música de "fondo" todo el tiempo, de lo contrario, los niños pequeños terminarán ignorándola). Una vez más, únete y anímalos a hacer sus propias secuencias de baile.

• Deja que tus hijos interactúen con instrumentos musicales, los niños pueden tomar un sonajero o unas campanas y hacer sonidos con ellos. Escucha lo que hacen cuando tocan sus instrumentos y trata de unir el sonido de éstos con el canto, el habla y el juego.

A medida que tu hijo crece, también lo será su relación con la música. Visita la sección de desarrollo del niño de Huggies para obtener más información de los beneficios de la música en el desarrollo de los niños

Te puede interesar