Avances tecnológicos y embarazos múltiples

El nacimiento de trillizos, cuatrillizos y otros alumbramientos múltiples se cuadruplicó debido al desarrollo de tecnologías reproductivas que estimulan la producción de óvulos y a la implantación en el útero materno de varios embriones fecundados in vitro.

El nacimiento de trillizos, cuatrillizos y otros alumbramientos múltiples se cuadruplicó debido al desarrollo de tecnologías reproductivas que estimulan la producción de óvulos y a la implantación en el útero materno de varios embriones fecundados in vitro.

La incidencia de los tratamientos de fertilización asistida en el incremento de embarazos múltiples es altísima. En los últimos años se hizo relativamente frecuente la noticia de nacimientos de quintillizos, sextillizos e incluso septillizos, algo inimaginable 30 años atrás.

¿Cómo influyen los avances tecnológicos en embarazos múltiples?

Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 1999 se redujo por primera vez en 10 años el número de partos triples, cuádruples y otro tipo de partos múltiples, básicamente como resultado del perfeccionamiento de las tecnologías reproductivas que en la actualidad tienen más en cuenta el control médico en las transferencias de embriones al útero.

Sin embargo, la cantidad de partos de mellizos continúa en aumento. Según el Centro Nacional para la Estadística de la Salud de Estados Unidos (National Center for Health Statistics), la tasa de nacimientos de mellizos aumentó en un 59 por ciento desde 1980. En el presente, cada 1000 bebés que nacen, 3,1 son mellizos o gemelos.

Avances tecnológicos para embarazos múltiples

Estos son algunos de los avances que han favorecido el aumento de la tasa de nacimientos múltiples:

Medicamentos que estimulan la ovulación y la fertilidad, como el citrato de clomifeno y la hormona folículo estimulante (FSH) que favorecen la producción de óvulos que, si son fecundados, pueden resultar en embarazos múltiples.

Los métodos de fecundación asistida como la fertilización in vitro (FIV) suelen usar medicamentos que estimulan la producción de óvulos que luego de ser fecundados se transfieren al útero para su desarrollo. La medicina tiene en cuenta ahora que es indispensable el control en las transferencias de embriones al útero, para que las mujeres tengan menos bebés y que sean más sanos.

Píldoras anticonceptivas. Cuando la mujer queda embarazada en el mes siguiente a la suspensión de pastillas anticonceptivas que inhiben la ovulación aumentan las posibilidades de que se produzca un embarazo múltiple.

Te puede interesar

Nunca se es muy joven para la música

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. 

La música está en todas partes. Desde antes de nacer estamos expuestos a la música: Tonos altos y bajos, sonidos fuertes y suaves, ritmos constantes y cambiantes. Sabemos que un niño puede reconocer y responder a los sonidos cuando está dentro del útero, es por ello que las voces de sus padres actúan como calmante cuando están en dificultades. La exposición a la música y la creación de canciones en la primera infancia pueden tener un efecto significativo en el desarrollo de tu hijo.

¿Donde empezar?

Nunca es demasiado pronto para empezar, pero eso no significa que tengas que inscribir a tu hijo de 3 meses en cursos o clases de música. La música está en todas partes, es solo cuestión de ser consciente de las oportunidades para crear y responder a ésta en la vida cotidiana. ¡La buena noticia es que no tienes que ser músico para hacerlo! El Dr. Peter deVries es conferencista en la Facultad de Educación de la Universidad de Monash y consejero experto en el centro australiano de educación musical infantil nos deja algunos consejos sobre la participación de tu hijo en la música:

• ¡Cantar, cantar, cantar! Desde el nacimiento (o incluso antes) cántale a tu hijo. Míralo a los ojos y muévete con ellos mientras cantas.

• Comienza el "juego" musical con tu niño. Responde a los primeros indicios musicales de tu hijo como el balbuceo en los recién nacidos, el tarareo en un niño pequeño o cantar una canción con los niños más grandes. Elogia a tu hijo cuando haga algún tipo de música, sonríele y únete. Si un niño toma una cuchara de madera y empieza a golpearla sobre la mesa, no le digas que pare, mejor anímalo y participa. Canta con ellos mientras lo hacen. Esto es música.

• Anima a tu hijo a moverse con la música, ya sea con la que cantes o con alguna canción que ya esté grabada (advertencia: no pongas música de "fondo" todo el tiempo, de lo contrario, los niños pequeños terminarán ignorándola). Una vez más, únete y anímalos a hacer sus propias secuencias de baile.

• Deja que tus hijos interactúen con instrumentos musicales, los niños pueden tomar un sonajero o unas campanas y hacer sonidos con ellos. Escucha lo que hacen cuando tocan sus instrumentos y trata de unir el sonido de éstos con el canto, el habla y el juego.

A medida que tu hijo crece, también lo será su relación con la música. Visita la sección de desarrollo del niño de Huggies para obtener más información de los beneficios de la música en el desarrollo de los niños

Te puede interesar